lunes. 05.12.2022
ENTREVISTA

Podemos subiría las pensiones con el IPC e implantaría las 35 horas semanales

El responsable de Economía de Podemos, Nacho Álvarez, aboga por la financiación de las pensiones a cargo de los Presupuestos y por subir las bases máximas de cotización para que los salarios más altos contribuyan más a la Seguridad Social.
/img/periodico/img_10703.jpg

 

Podemos promete que derogará la reforma de las pensiones del PP para que vuelvan a subir con respecto al IPC y apuesta por la jornada de 35 horas semanales de forma progresiva, aunque su prioridad si llega al Gobierno será aprobar la renta garantizada de 600 euros.

 

El responsable de Economía de Podemos, Nacho Álvarez, aboga por la financiación de las pensiones a cargo de los Presupuestos Generales del Estado (PGE) y por subir las bases máximas de cotización para que los salarios más altos contribuyan más a la Seguridad Social.

 

En una entrevista con Efe, Álvarez afirma que también deben eliminarse los incentivos fiscales a los planes de pensiones privados, ya que el beneficio de esta deducción es más alto cuanto mayor es la disposición de renta.

 

Para Podemos "los impuestos deben garantizar una pensiones dignas" y la revalorización con el IPC es fundamental para mantener en el futuro el poder adquisitivo de los jubilados.

 

Explica que aunque la crisis ha traído caídas del IPC "lo normal es que la inflación sea positiva y suba en el entorno del 2%" e incide en que "lo más lesivo" y lo prioritario es "derogar" el factor de sostenibilidad que vincula las pensiones a la situación de la economía y la esperanza de vida.

 

El dirigente económico recuerda que Podemos también cambiará la legislación laboral para unificar el exceso de contratos temporales y justificar su causalidad, y para que las indemnizaciones por despido vuelvan a los 45 días y las jornadas laborales puedan reducirse a 35 horas semanales.

 

"Las 35 horas semanales se aplicaría de forma progresiva durante los cuatro años de legislatura, empezando por las grandes empresas", señala.

 

En su opinión, los contratos por obra y servicio deben unificarse en un mismo tipo de contrato temporal que se convertiría en indefinido cuando haya encadenado un año en su renovación y subraya que el despido por causas objetivas (económicas, técnicas, organizativas o de producción) será revisado para que las condiciones "no sean tan laxas" con las empresas.

 

Álvarez comenta que un Gobierno de Podemos no apostará por las bonificaciones a las contrataciones de parados de larga duración, como ha anunciado el PSOE, sino por un plan de empleo de contrato directo a colectivos vulnerables, como desempleados procedentes de la construcción.

 

En este sentido, prevé que su Plan Nacional de Transición Energética vinculado a la rehabilitación energética de edificios de la Administración a través de contratos a parados de la construcción pueda generar entre 300.000 y 400.000 empleos en este sector.

 

Este programa tendría una inversión del 1,5% del PIB, unos 15.000 millones de euros, de los que una cuarta parte procederían del sector público.

 

En total Podemos propone un alza del gasto público de 15.000 millones de euros anuales (60.000 millones en una legislatura) que generaría un punto de crecimiento económico y una subida del PIB superior al 3%.

 

"Un tercio de esta política fiscal iría a Educación, Sanidad e I+D+i, los dos primeros años", subraya, tras puntualizar que la inversión en I+D+i debe llegar al 2% del PIB.

 

Álvarez ve factible compatibilizar este gasto con una reducción del déficit público más lenta para que esté por debajo del 3% en 2020 y reitera que hay que cambiar el Pacto de Estabilidad y Crecimiento de la UE para que la inversión pública no compute como déficit excesivo.

 

"El déficit no puede ser una soga que nos pongamos al cuello el primer año de legislatura", asevera.

 

El responsable económico se muestra de acuerdo con una estabilidad presupuestaria en la que puedan existir déficit estables de entre el 3% y el 5%, "siempre que el Banco Central Europeo garantice la compra de deuda pública".

 

Para Podemos, la disminución del déficit debe venir por el aumento de ingresos a través de una reforma tributaria en el IRPF y en el Impuesto de Sociedades que elimine deducciones regresivas que alejan los tipos nominales de los efectivos.

 

 

"De poco sirve tener un tipo de Sociedades del 30% o del 25% si luego las grandes empresas pagan el 5% gracias a reducciones", dice.

 

También incrementarían el tramo del IRPF del 45% hasta un 55% a partir de ingresos superiores a los 60.000 euros y hasta los 300.000, implantarían un impuesto sobre Transacciones Financieras y revitalizarían el de Patrimonio.

 

En su programa estiman unos ingresos procedentes de esta reforma de unos 30.000 millones de euros.

 

"Las bajadas de impuestos en situaciones como las que vivimos en estos momentos son el paso previo a la exigencia de nuevos recortes en los servicios públicos fundamentales", insiste.

 

Podemos subiría las pensiones con el IPC e implantaría las 35 horas semanales
Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad