sábado. 22.06.2024

El Instituto de Investigación y Formación Agroalimentaria y Pesquera de las Illes Balears (IRFAP), de la Consellería de Agricultura, Pesca y Medio Natural, ha presentado las principales conclusiones del estudio Balance de carbono de las principales producciones hortofrutícolas de Mallorca, desarrollado con la colaboración de Som Pagesos Mallorca y elaborado por el investigador Luis Martínez en coordinación con Jaume Jaume, investigador y director de Desarrollo de la Producción Agraria del IRFAP.

El conseller Joan Simonet, junto con el director general de Calidad Agroalimentaria y Producto Local, Joan Llabrés, y la gerente del IRFAP, Georgina Brunet, han asistido al acto que ha contado también con la presencia de los cuatro socios que conforman la asociación de fruta y hortaliza de la isla -Isabel Vicens (Agromallorca), Guillem Adrover (Terracor), Joan Méndez (Es Merca) y Pep Mestre (Agroilla)-, así como numerosos representantes del sector agrario de Mallorca.

Según los datos recogidos en el estudio, cuyo objetivo ha sido poder valorar cómo el producto local contribuye a la sostenibilidad ambiental, el consumo de frutas y hortalizas producidas en Mallorca reducen hasta el 55% las emisiones de CO₂ a la atmósfera.

Además, y atendiendo a los datos, el balance de carbono (diferencia entre absorciones y emisiones) entre el CO₂ que emiten las frutas y hortalizas producidas en Mallorca y el que retienen, frente al producto importado es también muy favorable: 64 toneladas frente a 26.

Así, se puede afirmar que producir y consumir frutas y hortalizas de la isla presenta una gran ventaja medioambiental respecto a las importadas, puesto que su huella de carbono es sustancialmente menor.

En este sentido, el director general Joan Llabrés ha afirmado que «todos sabíamos de manera intuitiva que el consumo de producto local era mejor por muchos motivos, como la conservación del paisaje y patrimonio, la conservación y los lugares de trabajo, la diversificación económica... ahora, gracias a este estudio, podemos decir que tenemos evidencia científica de que consumir frutas y hortalizas locales reducen emisiones de CO₂, es mejor para nuestro planeta y para las generaciones futuras, además de contribuir a mitigar los efectos del cambio climático».

Hay que señalar que para elaborar el estudio se han seleccionado los siete cultivos más representativos de la horticultura mallorquina como son la alcachofa, la coliflor, la lechuga, la sandía, el melón, el tomate y el pimiento y se han comparado con los mismos productos importados.

Balance anual producción Som Pagesos

Por su parte, la asociación de productores de fruta y hortaliza Som Pagesos de Mallorca, que está conformada por Agromallorca, Terracor, Es Merca y Agroilla han valorado los resultados de la producción agroalimentaria del año. Una temporada en la que se han producido más de 18 millones de kilos de producto local, con un valor de 20,8 millones de euros. Un 23,4% de la producción ha sido de tomate, un 16% de sandía, un 11% de melón y un 6,5% de pepino, entre otros productos.

Además, durante el acto, Joan Méndez, de Es Merca, ha aprovechado para anunciar la futura creación de un Centro Logístico de Pageses (un centro de fabricación de envases) y la apuesta por el fomento de la promoción y la profesionalización del sector.

Hay que recordar que Som Pagesos es una iniciativa de cuatro empresas productoras agroalimentarias de Mallorca, con el objetivo de defender y promocionar el producto local, de proximidad y de temporada. Actualmente, representan el 85% de la producción de fruta y hortalizas de Mallorca, con un millar de hectáreas de superficie producida y más de 600 trabajadores.

El conseller Joan Simonet, que ha clausurado el encuentro, ha afirmado que «es muy importante transmitir a la población que consumir producto local tiene el mismo valor y efectividad que el reciclaje en casa. Además, consumir producto local es consumir un producto de calidad y sostenible medioambientalmente».

Simonet ha querido además destacar que «Som Pagesos es un proyecto que demuestra que la unión del sector es clave. El camino es éste, ir juntos, tomar decisiones para ser más fuertes y, en definitiva, producir más y ser más rentables».

El consumo de producto local reduce en un 55% las emisiones de CO₂, según un estudio...
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad