viernes. 19.08.2022
CONFLICTO LABORAL

Estalla el conflicto laboral en el sector aéreo amenazando la temporada turística

A la huelga de tripulantes de Ryanair se le añade Easyjet y a nivel internacional Air France, Transavia y Malta Air

Como si se tratase de un reguero de pólvora. El conflicto laboral en el sector aéreo se está extendiendo cada vez más. Ryanair fue la primera compañía en la que estalló la bomba con una huelga de tripulantes de cabina. A la low cost se le han unido en solo 24 horas Easyjet, Air France, Transavia y Malta Air.

 

Todas estas huelgas ponen en jaque un sector que se estaba recuperando de la pandemia pero a la vez siembran la incertidumbre sobre las consecuencias que puede tener sobre el turismo en plena temporada alta incluyendo también a Baleares.

 

Para empezar el Ministerio de Transportes ha comunicado a Ryanair, Aena, Enaire y a los sindicatos convocantes USO-STA y SITCPLA los servicios mínimos correspondientes a la convocatoria de huelga de Tripulantes de Cabina de Pasajeros (TCP) para los días 24, 25, 26 y 30 de junio, y los días 1 y 2 de julio.

 

Estos servicios esenciales tienen como objetivo compatibilizar el interés general de los ciudadanos y en particular sus necesidades de movilidad, con el derecho de huelga de este colectivo de trabajadores, recuerda el ministerio en un comunicado.

 

Ryanair es la compañía que más pasajeros transporta en el mercado español, con una oferta que superó las 650 rutas desde España en 2021.

 

Según la información aportada por la propia compañía, cerca de 1.900 trabajadores forman el colectivo que desempeña labores de Tripulantes de Cabina de Pasajeros (TCP) en las bases que la compañía tiene en España.

Los servicios mínimos decretados son los que resulten de aplicar los siguientes criterios a los servicios aéreos de transporte público operados por la compañía aérea Ryanair, con origen o destino en los aeropuertos de Madrid, Málaga, Barcelona, Alicante, Sevilla, Palma de Mallorca, Valencia, Gerona, Santiago de Compostela e Ibiza. Estos porcentajes dependiendo del caso y la ciudad oscilan entre un 53 y un 82%.

 

Por otro lado, el sindicato USO ha convocado este martes nueve jornadas de huelga de tripulantes de cabina en la aerolínea EasyJet en España para el primer, tercer y último fin de semana de julio en protesta por el bloqueo en la negociación del convenio que regula sus condiciones laborales.

 

El responsable de USO en EasyJet Málaga, Miguel Galán, ha explicado que los trabajadores exigen las mismas condiciones salariales que sus compañeros de otros países europeos como Francia o Alemania, cuyos sueldo base (sin contar las horas de vuelo) es unos 850 euros más que los que se cobran en España, que rondan los 950 euros.


Los tripulantes que trabajan en España aspiran a un incremento salarial que rondaría el 40 % del salario base, que actualmente se sitúa en 950 euros, a los que hay que sumar las horas de vuelo, una cantidad, que según Galán, apenas llega para pagar el alquiler o la hipoteca en Barcelona, Málaga y Palma de Mallorca.

 

Asimismo, el sindicato pide que el incremento del salario base no implique un recorte del importe de las horas de vuelo, así como que se incluya en el pago un plus de antigüedad, un aumento salarial del IPC durante la vigencia del convenio, o que se limiten las horas de vuelo para favorecer el descanso de la tripulación, entre otras cosas.

 

La huelga tendrá lugar en los aeropuertos de El Prat, Málaga y Palma de Mallorca en los días 1, 2, 3, 15, 16, 29, 30 y 31 de julio, ha precisado Galán, que no ha explicado cuántos vuelos se verán afectados y ha pedido disculpas a los pasajeros.

 

Como si se tratase de un contagio los pilotos de Air France y de su filial de bajo coste Transavia, ha comunicado un preaviso de huelga para el próximo sábado 25 de junio para denunciar la falta de personal, de la que advierten que deriva en un cansancio prolongado y riesgos de seguridad.

 

Alter, en la prensa francesa, reclama "medidas urgentes para reequilibrar los beneficios deseados y un nivel de seguridad de vuelos digno de las dos compañías".

 

Un problema que ya ha denunciado el personal de otras compañías, como Ryanair e EasyJet, previamente en huelga, tras la recuperación del tráfico aéreo tras la pandemia.

 

Según Alter, la dirección está al tanto de la situación y es "perfectamente consciente de las derivas en curso en el nivel de seguridad de los vuelos y cruza los dedos mientras mantiene objetivos de rentabilidad irreales".

 

También a nivel internacional los principales sindicatos del sector aéreo de Italia convocaron hoy una huelga de pilotos y personal de vuelo de las compañías Ryanair y Malta Air y de la empresa Crew Link para el próximo 25 junio para exigir "contratos laborales dignos".

 

La protesta, convocada por los sindicatos FILT CGIL y Uiltrasporti, durará las 24 horas de ese día y se integra en una movilización coordinada en toda Europa con los tripulantes de España, Portugal, Francia y Bélgica durante varias jornadas en junio.

 

El objetivo es exigir "finalmente contratos de trabajo dignos que garanticen condiciones adecuadas y sueldos al menos en línea con los mínimos salariales previstos" en el convenio del transporte aéreo italiano.

 

Los sindicatos avisaron de que, al producirse de forma coordinada con los mencionados países, se prevén "probables incidencias" en las conexiones del grupo Ryanair, con Malta Air como filial, sobre todo entre los países de la huelga.

 

La huelga llega después de otra del pasado 8 de junio en las aerolíneas Ryanair, Easyjet, Volotea e Ita que causó la cancelación de 360 vuelos con salida o destino en Italia, justo en el arranque de la temporada turística estival.

Estalla el conflicto laboral en el sector aéreo amenazando la temporada turística
Comentarios