domingo. 29.01.2023
FORMACIÓN

Baleares destinará más de 800M€ en tres años para potenciar la Formación Profesional

Se destinan 528,2 M€ a incremento de la oferta integrada de formación profesional y 120 M€ al impulso de la FP dual intensiva y a la creación de siete centros integrados de FP de aquí a 2025
undefined

La presidenta del Govern de les Illes Balears, Francina Armengol, acompañada del consejero de Educación y Formación Profesional, Martí March, y del consejero de Modelo Económico, Turismo y Trabajo, Iago Negueruela, ha presentado , ante una numerosa representación educativa y de agentes sociales, económicos y empresariales, el II Plan Integral de Formación Profesional


La nueva planificación quiere ser una hoja de ruta que dé respuesta a los cambios y a las tendencias globales alineando la oferta formativa profesional con las necesidades del tejido productivo de las Islas Baleares con el apoyo de los fondos europeos del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia.


Este apoyo hace posible que, a pesar de que el primer Plan ya previó una inversión importante, con el II Plan se duplica hasta llegar a 811,4 millones de euros.

Buena parte de esta inversión, 528,2 millones, se destina a la mejora y el incremento de la oferta integrada de formación profesional. Esta aportación permitirá aumentar y consolidar la oferta, ampliar la FP a distancia e impulsar la formación para trabajadores desocupados y ocupados para recalificarlos y mejorar la competitividad.

Actualmente, hay 19.760 alumnos matriculados en los ciclos de FP básica, grado medio y grado superior y se prevé que el 2025 se haya llegado a los 22.000. Hay que destacar el impulso específico a la formación dual intensiva, aspecto al cual se dedican 119,8 euros, que tendrá que llegar a los 2.000 alumnos.


Dentro de este planteamiento destaca la apuesta de incrementar significativamente la red de centros para garantizar la capacidad de continuar ampliando el número de plazas ligadas a sectores estratégicos y emergentes. Así, de aquí a 2025 se prevé tener siete nuevos centros integrados de formación profesional, de forma que se llegue a un total de dieciséis centros. Los siete nuevos centros son el CIFP Es Castell y CIFP Ciutadella de hoteleria en Menorca; el CIFP Llucmajor, CIFP Manacor, CIFP Alcúdia y CIFP Calvià en Mallorca y el CIFP Sa Coma en Ibiza.


Uno de los aspectos destacados del Plan es el dedicado a reducir la tasa de abandono escolar prematuro (es decir, los alumnos que una vez finalizada la educación obligatoria no continúan estudiando). Hay que destacar que del 2015 al 2022 en las Baleares se ha experimentado una bajada muy destacada de este índice.

En 2015 estaba en torno al 26 % y el 2021 había bajado 10 puntos hasta situarse en el 16 %. En esta bajada tiene mucho que ver el incremento y la mejora de la oferta de FP, se han implantado un centenar de ciclos más desde 2015, pero además, ahora se incluyen medidas específicas como el establecimiento de un dispositivo para la inscripción sistemática al SOIB de todos los alumnos que acaban la ESO y quieren abandonar los estudios, además de los que se encuentran en riesgo de fracaso escolar.

El objetivo es evitar que sean jóvenes inactivos sin formación ni calificación mediante la aplicación de políticas activas de ocupación ajustadas a su perfil a través del SOIB. Con estas y otras estrategias se quiere bajar el porcentaje hasta el 12%. Al conjunto de políticas destinadas a este objetivo se destinarán 72,2 millones de euros.


Formación para trabajadores ocupados
Otro elemento destacado de este Plan es el despliegue de la formación profesional para la calificación de trabajadores ocupados, a fin de permitir una adaptación a los cambios productivos y tecnológicos del mercado productivo, y mejorar la competitividad de nuestras empresas. El objetivo es llegar a formar 6.000 trabajadores ocupados anualmente.


Desde 2015 se ha hecho una política importante para mejorar el reconocimiento de la experiencia profesional, de forma que ya se han calificado 1.603 trabajadores de las Baleares. El objetivo del II Plan es conseguir que el 2025 más de 3.000 personas puedan acreditar anualmente su experiencia por medio del procedimiento establecido por el IQPIB (Instituto de Calificación Profesional de las Islas Baleares).


A pesar de que en los últimos años la población general ha modificado notablemente la percepción de la formación profesional, todavía se puede mejorar la orientación educativa y laboral. En esta tarea tienen un papel principal los puntos de orientación académica y profesional (POAP) que se han extendido en todo las Islas Baleares y que de aquí a 2025 tienen que llegar a toda la geografía isleña para garantizar que el 100 % de los alumnos y un porcentaje elevado de población tenguin la oportunidad de ser asesorados.


Para llevar a cabo todos estos objetivos, es imprescindible dotar el profesorado de FP de las herramientas necesarias para adquirir la actualización técnica y metodológica de cada sector profesional, además de impulsar la internacionalización y reforzar las competencias en TIC. La entrada en funcionamiento del Centro de Formación, Innovación y Desarrollo de FP ha supuesto un paso adelante en este sentido y continuará ampliando y mejorando la oferta formativa para los docentes. Este eje tiene una dotación de 5 millones de euros.

La presidenta del Govern, Francina Armengol, ha destacado que «se trata de un acuerdo de país para hacer posible que la Formación Profesional sea el instrumento necesario para mejorar la formación de nuestros jóvenes y también la formación durante toda la vida laboral de los ciudadanos y las ciudadanas, con el objetivo de tener más inserción laboral y casar mucho mejor las necesidades de formación que tienen nuestras islas para un modelo económico que queremos inclusivo, ligado a la diversificación económica, la transición energética y la apuesta por cuestiones relevantes como la inteligencia artificial o la ciberseguridad».

Baleares destinará más de 800M€ en tres años para potenciar la Formación Profesional
Comentarios