domingo. 14.07.2024

Desde bien pequeño su padre le inculcó la pasión por la tecnología. Años después y tras celebrar el 20 aniversario de su empresa, el CEO de Refineria, Xavier March, ha recibido desde CAEB el reconocimiento a mejor empresario del año a la expansión y crecimiento. 

 

- Hace pocos días recibía desde CAEB el reconocimiento a mejor empresario del año al crecimiento y expansión. ¿Cómo ha sido recibir ese nombramiento? 

-Es innegable que recibir reconocimientos del tejido empresarial es siempre una alegría inmensa. Que sea en el vigésimo aniversario de la empresa suma, y en una carrera de fondo donde uno nunca descansa, siempre supone una recarga de baterías no sólo para mí, sino para todo el equipo que hay detrás, y que como no puede ser de otra manera saca con nota el día a día de la compañía.


Hace muchos años que CAEB ha sido y es mi casa por mi vinculación a través de GSBIT, la patronal de la economía digital y este premio en concreto, tiene un sabor especial dando visibilidad no sólo a Refineria sino a ese tejido digital que está haciendo cosas muy top desde estas maravillosas islas.


- ¿Cuál fue la inspiración detrás de la creación de Refineria? ¿Qué le motivó a fundar la empresa?

-Mi padre me inculcó la pasión por la tecnología. En casa siempre teníamos lo último en tecnología con un gran esfuerzo, y vi desde niño como montaba bases de datos y algún que otro programa. Cuando tenía unos 14 años fui becado por la Federación Española de Ajedrez, y un profesor que tuve no hacía nada más que darme apuntes en ruso, que transcribíamos con un sistema informático y luego quise hacerlos extensibles a otros jugadores. Creé uno de los primeros portales temáticos de Ajedrez en España llamado “todosobreajedrez.com” y a través de él, difundía un material tremendamente didáctico que no estaba al alcance de todos.

 

Fue en ese momento cuando cogí la pasión por la programación de páginas web y fui autodidacta hasta que con 18 años ya di el paso a formalizar lo que ya venía haciendo esos años, webs para empresas de conocidos y no tan conocidos pues hace 25 años un chaval tenía los mismos conocimientos de lenguajes emergentes que lo poco que había entonces.
 

Tuve una gran vinculación en el mundo del ajedrez y del fútbol, y eso me prescribió muchísimo ya que hacía cierta gracia que un niño hiciera esos desarrollos.

 

Como dije en la gala, hace escasos días a estas fechas, mis padres me prestaron 600 euros al cumplir los 18 años para constituir Refineria Web Sociedad Cooperativa, germen de lo que hoy es Refineria, 20 años más tarde.


- ¿Cómo ha evolucionado la empresa desde su fundación hasta ahora?
 

-Desde ese germen que decía, todo ha ido creciendo. No puedo estar más agradecido a cómo han sido estos 20 años. Cómo nos hemos ido profesionalizando con incorporaciones al equipo directivo y al accionariado. No han podido resultar mejores compañeros de viaje frente a la soledad que tiende a vivir un CEO. 

 

Hoy, Refineria es un grupo de empresas que acabará el año facturando cerca de 5M€ y con un equipo de cerca de 90 profesionales. Nos definimos como una Agencia 360 de la que dicen que destilamos tecnología por los cuatro costados. Tras 20 años, creemos que destilamos mucho más.

 

"Nos definimos como una Agencia 360 de la que dicen que destilamos tecnología por los cuatro costados"

 

- ¿Qué servicios o productos ofrece Refineria y cómo benefician a sus clientes?

-Hace algún tiempo que trabajamos a fondo nuestro propósito juntamente con todo el equipo. Llegamos a la conclusión que debemos hacer más fáciles los procesos de transformación digital. Debemos contagiar pasión por la innovación, por el marketing, por el branding… Hacer un acompañamiento cercano y humano a nuestros clientes en el complejo mundo de lo que hoy está en boca de todos y llaman transformación digital. 

 

Lo hacemos principalmente a través de cinco grandes verticales: El desarrollo web, el marketing digital, el diseño, la producción audiovisual y la consultoría / formación. A eso, le sumamos una nueva línea de productos propios e inversión en startups o proyectos disruptivos que van alineados y que pueden generar sinergias. 

 

Toda esta apuesta ha generado que seamos los únicos en las Islas que ostentan las máximas certificaciones de Google, Meta (Facebook), Salesforce… y otras alianzas lo cual siempre es un respaldo para los clientes que depositan sus estrategias en nosotros. 

 

- Nueva sede, nueva imagen, nuevos proyectos. ¿Cuál es el nuevo objetivo a la vista?

-Lo tenemos claro: la internacionalización y expansión fuera de Baleares. No nos lo hemos acabado de creer hasta que hemos ido al Caribe o a Canarias y al trabajar codo con codo con directivos y empresas de allí hemos visto el conocimiento particular que atesoramos en tecnología y marketing turístico. Estamos tremendamente valorados no sólo allí sino en otros puntos de España en los que hemos ayudado a diversas compañías hoteleras.


Actualmente trabajamos en Cuba, República Dominicana, Cancún y Canarias. Principalmente para hoteleras Mallorquinas pero a través de una reciente join venture con Disset Consultors que llevan más de 5 años en Cuba, estamos trabajando para definir estrategias de marketing turístico para las principales hoteleras del Gobierno Cubano y otras empresas que ven en nuestro conocimiento el aliado digital necesario.


- ¿Cuál es su papel como fundador en el día a día de la empresa?

-Me centro en abrir ciertos mercados y clientes, inspirar mejoras de procesos e innovar en productos o servicios. Intento estar al día de lo que demanda el mercado, que podamos anticiparnos y no lleguemos tarde con estrategias a medio y largo plazo. Eso no es sólo lo que hago, sino que además es lo que me gusta y donde siento que aporto más valor.

 

Tengo la suerte de contar con un gran equipo que actúa en el día a día y trabaja para ser mejores, que aprendamos de los errores y cada vez más, nuestro servicio sea mejor. 



 

- ¿Cuál es su consejo para emprendedores que están comenzando sus propios negocios?

-Es cruel quizás decirlo así, pero este gen de la emprendeduría se tiene o no se tiene. Requiere mucho esfuerzo, tener espíritu optimista para levantarse, que los malos momentos (que los hay, y muchos) duren lo que tienen que durar para sacar fuerzas para reponerse y salir adelante.
 

Nos han vendido que todo el mundo puede emprender y creo que es sano no sólo contar historias de éxitos sino de muchos fracasos. Todo el mundo que quiera lo tiene y debe probar, pero que no se convierta en una pesadilla, frustración y mucho menos sensación de fracaso. En el tejido empresarial tiene que haber grandes perfiles en todas las posiciones.
 

A los que crean que sí tienen ese gen les diría que planifiquen mucho la estrategia que seguirán, que sepan y acepten perder rápido y pivotar cualquier cosa que no funcione antes que no sea tarde. Y como no, que se rodeen de mentores, figuras de referencia que ya han pasado por uno y otro tropiezo. Hay mucha generosidad, asociaciones, formaciones, redes de mentores… Hay que hacer uso de todas estas herramientas.

 

Creo que todo emprendedor o empresario se ha equivocado, se equivoca y se equivocará. Los que tienen éxito, sólo es un tema matemático. Se equivocan porcentualmente menos que otros y el esfuerzo y el talento marca la diferencia. 


"Este gen de la emprendeduría se tiene o no se tiene"

 

- ¿Qué supone para usted este reconocimiento por parte de CAEB?

-Uno siempre tiene algo de síndrome del impostor y ya lo dijo Carmen Planas. Son tantos los que se lo merecen, que uno puede sentirse pequeño. El jurado creyó que nuestra candidatura se lo merecía y sólo nos queda dar las gracias.

Para nosotros supone muchísimo puesto que CAEB representa a prácticamente todos los empresarios de las islas. Como empresa, nos aporta una gran visibilidad en la labor que hacemos en pro de la digitalización del tejido Balear y a su vez pone en foco en la importancia de ello.

March: “Un gran equipo directivo y un buen accionariado son los mejores compañeros de...