lunes. 22.07.2024

La Llotja des Peix vibró con ritmo ayer hasta pasada la medianoche. El motivo fue la fiesta que el emblemático restaurante Ca n’Eduardo ofreció para celebrar sus 80 años, y que reunió a más de 500 invitados. El local, engalanado para la ocasión, recibió a los primeros invitados cerca de las 18:30, entre los que se encontraban personalidades como Marga Prohens y Jaime Martínez; candidatos del Partido Popular al Govern y a la alcaldía de Palma respectivamente;

También estaba Carmen Planas, presidenta de la CAEB; Eduardo Soriano, presidente de la Cámara de Comercio; Jordi Mora, presidente de PIMEM; Jose Luis Arrom; director general del Club de Mar, y altos cargos de Autoridad Portuaria y la Policia Nacional, entre otros.

A nivel deportivo, el aniversario contó con la asistencia de representantes del RCD Mallorca: Alfonso Díaz, CEO de negocio, y Juan Serra, director comercial; así como una representación del Palma Futsal: José Tirado, director deportivo; Antonio Vadillo, entrenador; y Juan Massanet, director de marketing. Estos últimos llevaron la copa de la UEFA Futsal Champions League, que estuvo allí durante varias horas para que todos los que quisieran pudieran hacerse una foto con ella.

Más de 30 personas estuvieron trabajando sin descanso para que la fiesta saliese adelante, y los invitados disfrutaron de un cátering especialmente elaborado para la ocasión por el chef del restaurante, Pedro Mesquida. Mejillones con vinagreta, brochetas de langostino, salpicón de marisco, ceviche de lubina, cremoso de pescado, o tortilla de calabacín y bacalao; entre otros, fueron los platos escogidos para el evento, que también contó con Antonio Serra cortador profesional de jamón. Todo ello maridado con vinos de Jose Luis Ferrer y Codorníu, y cerveza Estrella Galicia.

Mientras el público degustaba las diferentes opciones del finger food, en la terraza comenzaba la música. La velada fue amenizada por un grupo de estudiantes de la Escola de Música de Palma; y por Isla Paradiso, el sexteto de Paco Colombás. Entre bailes, selfies y brindis, los asistentes aprovechaban para tomarse fotos en un photocall instalado especialmente para el aniversario y saludar a Toni Aloy, Biel Cerdà y Johnny Moloney, los tres socios de Ca n’Eduardo, que fueron ampliamente felicitados por que su restaurante cumpliese 80 años y por la gran fiesta que habían organizado para celebrarlo.

Moloney, gerente de Ca n’Eduardo, explicó que “es increíble la cantidad de gente que ha querido venir a compartir un día así con nosotros, todo el mundo se lo pasa bien”. También reconoció que “montar una fiesta así da mucho trabajo, pero luego te llena de satisfacción. No solo por los 80 años, sino por ver que todo el mundo está sonriendo, pasándoselo bien. No hay palabras”.

Pasadas las 22:00, los tres socios sorprendieron a los invitados sacando una enorme tarta elaborada por la chef patissier Mira Künnecke de la pastelería Miss Fleur. Tras soplar las velas, el gerente de Ca n’Eduardo cogió el micrófono para agradecer la asistencia y desear al restaurante muchos años de actividad más, mientras todos los asistentes continuaron la fiesta hasta bien entrada la noche

El restaurante Ca n'Eduardo celebra su 80 aniversario con más de 500 invitados