miércoles. 28.09.2022
ENTREVISTA

Marisa Selfa: "En la moda el modelo de negocio de usar y tirar tiene que desaparecer"

La CEO de North Sails Apparel, piensa que Palma sigue siendo una referencia para el turismo asociado a la calidad

La recien finalizada Copa del Rey de vela ha vuelto a tener como uno de los partners principales a la conocida marca North Sails. La CEO de North Sails Apparel, Marisa Selfa, visitó Palma con motivo de la última edición y Economiademallorca tuvo la oportunidad de tratar con ella el presente y el futuro del sector de la moda.

-¿Cómo nace la vinculación con la Copa del Rey de Vela y qué valoración realiza hasta el momento en cuanto a retorno para la marca?

-Esta unión se planteó antes de que yo llegara a la empresa. Se ha planteado en términos similares a la que tenemos con Saint Tropez. Debemos tener en cuenta que la localidad francesa junto con Palma serían como el Hub, el lugar de posicionamiento perfecto para nuestra marca ya que aquí encontramos el ecosistema y el público perfecto para expresarnos. 

En Palma había muchas ganas de Copa del Rey después de cancelarse la del 2020 y de que el pasado año se celebró pero con muchos interrogantes hasta última hora. Después de una edición tímida hemos visto que la gente ha venido con muchas ganas y que ha habido una gran actividad. Pensamos que estamos en el lugar adecuado y con el partner adecuado.

La relación con la Copa del Rey va a ir creciendo y mejorando

Tenemos que pensar que Palma es una referencia en el Mediterráneo en vela, estilo de vida y tendencias. Sigue siendo un lugar de referencia para el turismo asociado a la calidad, calidad hotelera, gastronómica y donde encontramos una rica cultura. 

La relación con la Copa del Rey va a ir creciendo y mejorando.

-¿En qué momento se encuentra la marca y como veis este futuro a nivel inmediato?

-A nivel global hay mucha incertidumbre y preocupación. Vivimos, en general, un momento similar al del covid en cuanto a que nunca se ha dado una situación como esta.

Afortunadamente, en este panorama la marca funciona bien y estamos bien posicionados en el mercado.  En 2021 crecimos un 44% y ya estábamos por encima de 2019, lo cual es un gran logro puesto que en el sector de la moda se hablaba de que las marcas no recuperarían el terreno perdido hasta 2024.

Y seguimos creciendo. Este año pensábamos crecer un 20%. En los primeros seis meses se han cumplido las mejores expectativas pero tengo mucha preocupación de cara al segundo semestre del año. Nuestras tiendas propias  tienen unas ventas buenas pero, lo que no sabemos es como afectará este nuevo panorama al poder adquisitivo de nuestros clientes. Con todos los costes de la vida subiendo y los salarios congelados, nos tememos que la ropa pase a otro plano en cuanto a necesidades básicas.

-Ante el incremento de los costes de producción a causa del encarecimiento de precios ¿Qué estrategia habéis adoptado?

-Ya hemos subido los precios un 9%. En todo caso, esta subida no absorbe el incremento de costes. En otras marcas en las que he trabajado se subían precios cada año y no pasaba nada. La subida no creo que vaya a ser un problema paras los clientes. El problema se va a generar si se produce un retroceso generalizado en el consumo. 

Luego las marcas tenemos muchos deberes por delante. Ahora mismo tenemos dos grandes problemas. Por una parte el covid en China y la tolerancia cero que se aplica que por un caso te puede paralizar la producción de toda una fábrica 15 días. Hemos tenido retrasos en producción.

El problema se va a generar si se produce un retroceso generalizado en el consumo

Por otro lado hemos metido más producción en países mas cercanos como Tunez, Turquía o Marruecos. Ahora Turquía está desbordada y además el gobierno ha obligado a subir el sueldo un 50% por que la inflación está sin control. Llevo muchos años en el sector y nunca habíamos tenido que abordar tantos retos y tan importantes a la vez. Habrá que empezar a gestionar los negocios de otra manera.

-¿A qué se refiere? ¿Cómo sería este modelo de gestión?

-En la moda el modelo de negocio de usar y tirar tiene que desaparecer. Hay que comprar menos, hay que comprar mejor, productos de más calidad y con una vida más larga. Tenemos que empezar a ver marcas con propósito y con valores. Estas son las empresas que pueden empezar a cambiar lo que pasa con el planeta. Los gobiernos deben entrar y legislar pero las empresas tienen que hacer lo máximo posible.

Cuando llegué a North Sails el 30% de los materiales que usábamos eran sostenibles, ahora llegaremos al 95%

-Esto es romper totalmente con el modelo de compra masiva existente actualmente...

-Hay que dar mucha concienciación al  cliente. Esto que hacen las marcas gigantes de que me compren una camiseta para llevarla tres veces y luego tirarla tiene que cambiar. Una camiseta consume una media de 2.500 litros de agua. Es lo que bebemos en más de tres años. Cuando esto cuentas a la gente dice que no tenía ni idea. Éticamente, ya no puedo comprar ciertas cosas.

Las empresas grandes de moda tienen que liderar este cambio en sostenibilidad. Sostenibilidad necesitas mucha innovación e inversión y necesitamos a los grandes. Los consumidores tienen que ayudar. La gente joven está más concienciada en materia de sostenibilidad pero tienen menos poder adquisitivo. Nosotros intentamos ir mejorando. Cuando llegué a North Sails el 30% de los materiales que usábamos eran sostenibles, ahora llegaremos al 95%.

-Tenéis algunos proyectos emblemáticos en sostenibilidad. Póngame un ejemplo

-El más importante es Coral Gardeners. Es una colaboración que empezamos el año pasado con la campaña Planta un Coral. Actualmente somos la única empresa de moda que está haciendo esto. Los corales puede ser el primer ecosistsema que desaparezca por que el agua se sigue calentando y se eleva la acidez. Si desaparece el coral desaparece el 25% de la vida marina. En el mundo hay muchas iniciativas que se dedican a  limpiar ríos u océanos o a sembrar árboles. No parecen ideas geniales pero nadie se ocupaba de plantar corales.

Con este proyecto regeneramos el océano y reafirmamos nuestra asiración de ser primera marca 'Ocean Positive'. Ya no basta con ser sostenible. Queremos reducir impacto en medio ambiente pero a la vez hay que tener un impacto positivo hacia el planeta.

-En Mallorca la industria hotelera se está poniendo las pilas en materia de sostenibilidad pero de sus declaraciones se desprende que el sector de la moda aún no está en este momento, que está atrás.

-Lo que hay mucho movimiento, mucho discurso y poca actividad. Nosotros estamos en una organización llamada 'El Pacto de la Moda' en la cual estamos como un tercio de las empresas solamente. Este es un grupo que trabaja para mejorar en distintas áreas y su impacto en la biodiversidad. La industria de la moda avanza en sostenibilidad pero con pasos pequeños en cada empresa. Hay marcas que dicen que lanzan una colección sostenible y todo el marketing va por ahí pero miras después los números y solo es el 5% de unas ventas de millones y millones. Hay una marca china que lanza 1.000 estilos al día. Es de locos.

Entiendo que la sostenibilidad es inconveniente; cuesta dinero, hay cosas que no puedes hacer pero hay que tomar decisiones valientes a largo plazo. 

Nos encanta unirnos a otras marcas y empresas. Por ejemplo, en la uniformidad un negocio de B2B haciendo uniformes de los superyates. Pero también queremos influenciar a otras industrias. Me gustaría entrar en la uniformidad de empresas como hoteles. Tenemos también una cápsula de trabajo con Maserati. Nos hemos dado mano por que entendemos que encajamos con su filosofía actual ya que sus coches serán eléctricos en 2030. Quieren que todo lo que llevan sus equipos para trabajar sea sostenible y ahí entramos nosotros.

No puedes gestionar un negocio solo pensando en dinero. Tienes que pensar en la gente y en el planeta

-¿Nos sorprenderá mucho el futuro de la industria de la moda?

-Hay tendencias en las que no estamos y que voy a considerar seriamente como es el tema de la ropa de segunda mano o el alquiler. Yo no alquilaría en la vida un bolso pero los jóvenes lo están haciendo. Están pasando un montón de cosas que son distintas a las que conocemos. Lo que no podemos es tener la Guerra de Ucrania, el covid, el mundo destrozado y pensar que podemos seguir haciendo negocios de la misma manera y liderando las empresas de la misma manera. No puedes gestionar un negocio solo pensando en dinero. Tienes que pensar en la gente y en el planeta.

Marisa Selfa: "En la moda el modelo de negocio de usar y tirar tiene que desaparecer"
Comentarios