sábado. 03.12.2022
TURISMO

Blau Hotels quiere convertir Asturias en un destino 'wellness' para los mallorquines

La cadena mallorquina quiere potenciar en la isla el espectacular complejo 'Las Caldas Villa Termal' que regenta desde 2019 gracias a la mejora de la conectividad aérea directa
Blau Hotels ha invitado a un grupo de periodistas mallorquines a descubrir su complejo en Las Caldas.
Blau Hotels ha invitado a un grupo de periodistas mallorquines a descubrir su complejo en Las Caldas.

Blau Hotels se ha propuesto convertir Asturias en un destino preferente de turismo 'wellness' para los mallorquines. La hotelera mallorquina cuenta en el Principado, con uno de sus hoteles más emblemáticos 'Las Caldas Villa Termal', un complejo de 40.000 metros cuadrados que la cadena explota desde 2019 y que está orientado hacia el deporte, el turismo activo y el wellness y que cuenta con uno de los mejores spas-balnearios de toda España.

La empresa quiere promocionar este espectacular establecimiento entre los residentes en Mallorca y para ello ha querido exponer todos los productos y el potencial de este resort, de primera mano a un grupo de periodistas de la isla. Uno de los puntos fuertes de este destino es que hay una conectividad aérea estable todo el año entre Mallorca y el aeropuerto de Asturias, gracias a la aerolinea Vueling con frecuencias los viernes y los domingos. Esto permite perfectamente cómodas estancias de fin de semana. A esta aerolina se le une entre mayo y septiembre, Volotea con una frecuencia casi diaria.

Otro aspecto interesante es su cercanía al Aeropuerto de Asturias, apenas a media hora de camino, y a la ciudad de Oviedo, a solo 15 minutos en coche. A pesar de la cercanía a Oviedo la zona está enclavada en un paraje natural privilegiado que permite múltiples rutas excursionistas o para el ciclismo o también la práctica del golf en un campo muy cercano o el descenso de rio. También se ofrecen actividades como yoga o pilates.

El complejo se estructura con el Balneario las Caldas como epicentro, un establecimiento creado a finales del siglo XIX. En torno a este edificio se ubica un hotel de cinco estrellas con 79 habitaciones en un edificio histórico restaurado y otro de cuatro estrellas con 77 habitaciones de planta moderna. En el hotel destaca con personalidad propia la sala de los espejos, un comedor de época con frescos originales de más de 100 años en las paredes y gigantes espejos que fue antiguamente un gran salon de baile y que ha sido completamente restaurado.

En el complejo también se incluyen una zona de clínic y de alto rendimiento para deportistas, una zona de Wellness and beauty y un privilegiado espacio termal añadido llamado Aquaxana.

Desde Blau Hotels confirman que el complejo funciona especialmente bien durante los meses de verano gracias básicamente al turismo nacional si bien el turista internacional ha duplicado su presencia pasando de un 5 a un 10% de las reservas totales. Otra de sus ventajas es que el hotel está abierto todo el año y la zona cuenta con diferentes atractivos todo el año. Especialmente recomendables son las temporadas de primavera y otoño en las que además el centro turístico cuenta con margen de recorrido importante.

La intención de la empresa es convertir este resort único en un referente absoluto a nivel nacional y contar también con el público de Baleares. En esta labor también quieren trabajar el sector de eventos gracias a 11 salas polivalentes para reuniones y congresos con una capacidad de hasta 400 personas de forma simpultanea.

Blau Hotels quiere convertir Asturias en un destino 'wellness' para los mallorquines
Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad