domingo. 14.07.2024

Telefónica se suma a la lista de empresas del Ibex 35 con inversiones provenientes de países de Oriente Medio en España, liderada por Iberdrola e integrada también por Colonial o Enagás, tras la entrada en su capital de la compañía de telecomunicaciones STC Group, que se ha convertido en su principal accionista.

Al margen del acuerdo para acoger la Supercopa y alguna operación en el sector hotelero, la inversión del capital saudí en el accionariado de empresas españolas no ha sido relevante hasta ahora, no así la de otros países de Oriente Medio, que está ya presente no solo en empresas del Ibex 35, sino en otras tan relevantes como El Corte Inglés y Cepsa.

Fondos soberanos de inversión de Qatar, Kuwait y Emiratos Árabes Unidos (EAU) han invertido en empresas españolas, entre ellos, International Pretoleum Investment Company (IPIC), de EAU; Qatar Holding, de Qatar, y Kuwait Investment Authority (KIA), de Kuwait.

QATAR, PRINCIPAL ACCIONISTA DE IBERDROLA

Así, por ejemplo, el fondo soberano Qatar Investment Authority (QIA) se convirtió en el principal accionista de Iberdrola -la segunda empresa del Ibex 35 por capitalización- en 2011. Actualmente tiene una participación del 8,70 % en la energética española.

El fondo soberano catarí también se alzó en 2018 como el principal accionista de Colonial, la mayor socimi de España por volumen de activos, con más del 20 % de los títulos. En la actualidad posee aproximadamente el 19 % de la inmobiliaria.

Asimismo, Qatar Airways aterrizó en 2015 en el grupo aéreo IAG, al que pertenecen Iberia y Vueling, al hacerse con el 10 % de las acciones y, tras reforzar su presencia en el capital de la sociedad hispano-británica, posee el 25,1 % en la actualidad.

UN 63% DE CEPSA EN MANOS DE EMIRATOS ÁRABES UNIDOS

Otro de los destinos de la inversión procedente de Oriente Medio es Cepsa: Mubadala Investment Company, el fondo soberano de los Emiratos Árabes Unidos, ostenta el 63 % de la petrolera tras un acuerdo del fondo de Abu Dabi con la firma global de inversión The Carlyle Group en 2019.

Asimismo, Mubadala entró en el capital de Enagás con una participación de más del 3 %, lo que le convirtió en el quinto máximo accionista del grupo energético.

ARABÍA SAUDÍ, MÁS ALLÁ DE LA SUPERCOPA

En cuanto a Arabia Saudí, la operación más importante hasta ahora es la de Telefónica pero, aunque a mucha distancia, no ha sido la primera.

La presencia del capital saudí se hizo patente con el contrato, valorado en 240 millones de euros, por el cual Arabia Saudí acoge la Supercopa de España desde 2020.

Además, en junio pasado el fondo saudí ADIA culminó la compra de 17 hoteles del Grupo Meliá por 600 millones de euros.

Por otro lado, en mayo de 2023, la petrolera Aramco anunció con Repsol la construcción de una planta de combustibles sintéticos en el Puerto de Bilbao, que comenzará a operar a finales de 2025 y que constituiría una las mayores instalaciones de su tipo del mundo. El proyecto supondrá una inversión total de 103 millones de euros.

Anteriormente, la multinacional saudí Sabic, una de las principales compañías petroquímicas del mundo, había comprado en 2007 la planta de fabricación de plásticos en Cartagena (Murcia).

Además, Arabia Saudí constituye un cliente importante de compañías como Navantia, tras un acuerdo suscrito el pasado noviembre para construir cinco buques de combate multi-misión, que supondría un paso importante para garantizar unos 7.500 empleos cualificados; y que se suman al de la construcción de otras cinco corbetas para el país del golfo pérsico aprobado en 2018.

Los millones de Oriente Medio se cuelan en las grandes empresas españolas