jueves. 18.07.2024

El euríbor a doce meses, el indicador que más se usa en España para calcular los créditos de las hipotecas variables, ha descendido en agosto por primera vez en algo más de año y medio, pero se mantiene por encima del 4%, ya que ha cerrado el mes en una tasa media del 4,073%.

En diciembre de 2021, el euríbor cerró con una tasa negativa del -0,502%. Un mes después, en enero de 2022, subió al -0,477% y desde ese momento no ha parado de incrementarse hasta alcanzar el 4,149% en julio de este año, lo que supone diecinueve meses consecutivos al alza. 

No obstante, pese al descenso, las cuotas de las hipotecas variables que tengan que revisarse anualmente y con el dato de este mes, se verán de nuevo encarecidas, ya que hace un año, en agosto de 2022, el euríbor se situaba en el 1,249%.

Así, en una hipoteca variable media de 143.796 euros (según los últimos datos publicados por el INE correspondientes a junio), a un plazo de 25 años y con un interés de euríbor más 1%, las cuotas pasarán de los 627 euros a los 846 euros. Esto supone un encarecimiento de unos 220 euros mensuales o 2.640 euros anuales.

Ante la caída del indicador, en declaraciones a EFE, el economista y analista financiero Javier Santacruz ha asegurado que el euríbor refleja lo que el mercado está descontando, que es que en septiembre el Banco Central Europeo (BCE) acometerá la última subida de los tipos de interés.

A ello, le seguirá, durante un periodo prolongado, la estabilidad de precios, salvo que se produzca una recesión profunda en algunas de las principales economías.

No obstante, el economista no espera un cambio de tendencia del indicador, y ve probable que se mantenga en torno a los niveles actuales, entre el 4 y el 4,1%.

De la misma manera, el director de Hipotecas del comparador iAhorro, Simone Colombelli, se muestra cauto, y asegura que "agosto, históricamente, ha sido un mes de bajadas porque se paraliza todo", por lo que ve probable que el euríbor vuelva a subir a partir de septiembre.

"Yo no diría que lo que estamos viendo es una tendencia a la baja como tal, sino una pequeña estacionalidad en los datos", ha añadido Colombelli, quien cree que una inflación sin controlar llevará a nuevas subidas de tipos por parte de los bancos centrales.

De la misma manera, el analista de XTB Adrián Hostaled prevé que el indicador permanezca varias semanas estabilizado en el entorno del 4,1%, y que tras la reunión del Banco Central Europeo (BCE), prevista para el 14 de septiembre, el euríbor registre un suave incremento.

En su opinión, aunque los datos de inflación y crecimiento del PIB condicionarán las decisiones del BCE, actualmente el escenario esperado es que el organismo suba de nuevo los tipos de interés en 25 puntos básicos.

El responsable del departamento de Análisis Hipotecario de Hipoo, Rafael Moral, considera que la posible subida, de nuevo, de los tipos de interés por parte del BCE en septiembre, augura un leve aumento del euríbor a comienzos del último cuatrimestre del año.

"Si bien es cierto que existen posibilidades de que vuelvan a subir los tipos de interés, en Hipoo creemos que el euríbor se mantendrá en valores comprendidos entre el 4% y el 4,35%, siempre y cuando no aparezcan factores externos que agraven la inflación en la eurozona", ha advertido.

Por su parte, el especialista en hipotecas del comparador HelpMyCash, Miquel Riera, no cree que la caída de agosto suponga un cambio de tendencia del euríbor y ve probable que se produzcan nuevos aumentos en septiembre u octubre.

El euríbor da un respiro en agosto por primera vez en año y medio, pero sigue por...