domingo. 02.10.2022
Mallorca cobra un papel protagonista sobre el resto de islas, y se posiciona como una de las costas que acogen a más turistas cada año. El turismo desempeña un rol significativo en la economía de la isla, con un gran tejido protagonizado por el sector hotelero y de ocio.  

 

Mallorca recibe viajeros a lo largo de todo el año, sin embargo, el turismo durante los meses más calurosos aporta a la isla cifras significativas.  Durante años, “Sol y playa” ha sido el leitmotiv por excelencia de aquellos viajeros que proceden de todo el mundo en busca de buenas vistas, aguas cristalinas y descanso.

 

  Además de extranjeros, viajeros nacionales procedentes de la península también han mostrado su interés a lo largo de los años en la isla. Por ello, centenares de hostales y pensiones abrigan Mallorca en temporada alta, media y baja.

 

  La excelente conexión aérea que aporta el Aeropuerto de Palma es uno de los responsables de la simbólica llegada de turistas dispuestos a disfrutar del clima y los encantos que ofrece la isla.  Según apuntan datos procedentes del Instituto Nacional de Estadística, las Baleares fueron el destino favorito de viajeros internacional durante 2021. Durante el año pasado, las islas recibieron un total de 1,93 millones de turistas nacionales e internacionales en agosto.

 

  Mallorca está compuesta de hoteles, restaurantes y ocio orientado a aquellos turistas que destinan parte de su sueldo en la economía balear. Estas son algunas de las razones por las que el sector turístico constituye un pilar en la economía de las Islas Baleares debido a sus playas, paisajes y ocio.

 

Analizando al viajero

  El pasado mes de julio, Baleares fue la comunidad autónoma española con mayor grado de ocupación hotelera, con casi el 90% de sus plazas, superando a Canarias.

 

A pesar de la pandemia, el gasto medio de un turista interesado en alquilar un apartamento o habitación en la isla supera los 900 euros. Esto puede invitar a pensar que una de las fuentes de inversión en Mallorca procede de aquellos turistas de mediana edad y jubilados.

  Los jóvenes, por su parte, invierten más tiempo en ocio nocturno y cultura. Entre sus actividades favoritas se encuentran el surf, el buceo y otros deportes acuáticos. Para los más atrevidos, la escalada es otro de los deportes en grupo o solitario que ofrece la isla. Sin embargo, Mallorca es más que sol y playa. La isla balear cuenta con 5.000 históricas cuevas que han robado el corazón de aficionados y expertos de la espeleología.

  De esta manera, las infraestructuras de Mallorca pueden agruparse en grupos como el cicloturismo, el senderismo y turismo deportivo, así como el turismo náutico, turismo de golf y multiaventura. Con un catálogo de más de diez itinerarios, los deportes al aire libre protagonizan la lista de las actividades favoritas en grupo y en solitario de los visitantes a la isla.

  Por otro lado, la oferta cultural de la capital es de lo más interesante, con paradas obligatorias como la catedral de Seu. En el interior del monumento gótico levantino aguardan obras de autores como Barceló y Gaudí. Esta joya de las Baleares acoge al año a millones de turistas, que la eligen como destino por excelencia debido a su gran oferta de actividades, lista para disfrutar en familia, pareja o en solitario. 

  La oferta gastronómica de la isla tampoco deja indiferente a nadie. Se estima que un 15% de la economía balear reside en el transporte de pasajeros, el 11% en bares y cafeterías y el 6% en actividades culturales y ocio. Muestra de ello, la restauración continúa siendo uno de los pilares más sólidos de la isla balear, pues cerca del 44% trabaja en el sector hostelero y el 17% en restaurantes.

  En esta lista también se encuentra el turismo de juego. Este tipo de inversión económica reside en aquellos visitantes interesados en jugar tragaperras online en España, que, anualmente, gana más atención e importancia en algunas destinaciones: por ejemplo, Malta, o Ibiza. 

  Además de hoteles, restaurantes y chiringuitos, los aficionados a las compras no pueden irse de Mallorca sin visitar el mercado, tiendas donde adquieren productos tradicionales cargados de la esencia balear. Estas compras también juegan un papel esencial en el consumo en la isla. Según estudios, por cada 100 euros de valor económico añadido se generan 48 euros en otros servicios y sectores que dependen del turismo en las Islas Baleares, cifras que evidencian el impacto del mismo en la economía de Mallorca.

  En definitiva,  el ocio en Mallorca es uno de los claros favoritos por parte de jóvenes y grupos que llegan a la isla para pasarlo bien y desconectar de los meses más ajetreados del año. Favorita de alemanes, franceses, nórdicos e italianos, Mallorca se posiciona como uno de los gigantes en términos de turismo y sector servicios.

¿Quién gasta más dinero en Mallorca? Perfil del turista
Comentarios