domingo. 19.05.2024

Un equipo de investigadores del Instituto de Investigaciones Agroambientales y de Economía del Agua (INAGEA-UIB) y del Laboratorio para la Innovación Agraria (LIA) de la Universitat de les Illes Balears ha iniciado un estudio con el objetivo de adecuar los vinos de la Denominación de Origen Binissalem a las necesidades del mercado en un contexto de sequía y cambio climático.

 

El estudio evaluará las posibilidades de incorporar variedades de viña más resistentes a la sequía que aporten un valor añadido al producto amparado por la DO Binissalem. También se estudiarán cambios relativos en aspectos técnicos del producto y de su proceso de elaboración, así como la inclusión de menciones especificas de estilos y tipologías de vinos más adecuadas a la demanda actual.
 

La colaboración con el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Binissalem se enmarca en un contrato de I+D+I, que tendrá una duración de dos años, y que se desarrolla en paralelo a la colaboración ya anunciada entre la INAGEA y la Universidad de Oxford para detectar los obstáculos a la innovación en el contexto de las indicaciones geográficas vinícolas en el ámbito de la Unión Europea.

Esta colaboración marca un hito importante en el ámbito de la viticultura balear y también de la investigación aplicada de la Universidad en este ámbito. Representa un ejemplo de la apuesta de la INAGEA y lo LIA para la prestación de servicios integrales en el sector agroalimentario, y de su compromiso con el sector balear del vino.

La UIB estudia los cambios para adaptar los vinos baleares a la sequía