miércoles. 24.04.2024

Perder capacidad auditiva es lo más normal del mundo cuando vamos avanzando en la vida y llegamos a una edad adulta en su imparabnle tránsito hacia la vejez. Afortunadamente, cerca del 95% de los casos son consecuencia, como decimos, del deterioro quasi natural de nuestra salud auditiva. 

Cuando tal situación se presenta, no hay que alarmarse. Lo que aconsejan todos los profesionales especializados es realizarse un test auditivo que determine con exactitud el estado de la patologia. 

 

Qué es exactamente un test auditivo 

Se compone de una serie de preguntas que cualquier usuario puede responder sobre sí mismo, y que determina si efectivamente puede existir un indicio de pérdida auditiva u otra dolencia, y posteriormente, un chequeo auditivo presencial a cargo de un especialista para corroborar y/o completar el diagnóstico previo y determinar con exactitud el estado de la salud auditiva del usuario. 

Se recomienda especialmente a las personas mayores de 50 años para, en caso de detectar una pérdida de la audición o cualquier otra patología asociada, tratarla para evitar su progresión. 

 

Test online y consulta presencial gratuita

Ahora, algunos centros auditivos dan la posibilidad de realizar este test de forma online en sus páginas webs. Es el caso de Audiotek, centro auditivo Barcelona de referencia en la provincia, y que ante las dificultades de movilidad ocasionadas por la pandemia y otras limitaciones, realiza tests interactivos, rápidos y ágiles a sus usuarios desde su propia página web.

Cuando responden las preguntas del test y reciben una primera valoración, se anima al usuario a llamar por teléfono al centro auditivo Audiotek más cercano a su localidad para concertar una primera cita presencial totalmente gratuita, donde un profesional capacitado les realizará una audiometría en la consulta.  

 

Adelantarse a los problemas graves

Un diágnostico prematuro, como en la mayoría de especialidades de la salud, es fundamental para evitar males mayores. No debemos (y ocurre con frecuencia) demorar la visita a un especialista cuando tengamos signos palpables de pérdida auditiva, aunque sean leves. A través de una prueba de evalución de la audición se determinará en qué punto de la patología (si la hubiese) auditiva se encuentra elpaciente. Una prueba donde el paciente tendrá qeu escuchar, detectar y repetir lo que el audiólogo le vaya proponiendo a través de una serie de instrumentos de emisión de sonidos. 

No hay que tener miedo ni rechazo a utilizar audífonos si es la recomendación médica. Existe una reticencia asociada al concepto de "edad avanzada" que persigue a un aparato que tan sólo hace que mejorar la calidad de vida de quien lo necesita. Además, usándolos cuando son realmente requeridos, estimula las células que siguen en activo dentro del nervio acústico, algo sin duda crucial para detener la pérdida de audición.  

Los muchos casos que en los últimos años se están desarrollando en relación con la salud auditiva se debe, en parte, al descubrimiento de los usuarios de enfermedades que no conocían. Hablamos de los acúfenos, la hiperacusia o la misofonía. Dolencias y patologías muy comunes y molestas de las que la sociedad no se ha preocupado en exceso de informarse pero que afectan a miles de personas en España y requieren tratamiento especializado para poder volver a hacer vida normal.

Razones para no demorar un test auditivo
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad