miércoles. 24.07.2024
Los supermercados españoles esperan contratar este verano a miles de personas, sobre todo en las zonas de playa por el aumento del turismo, aunque no lo tendrán fácil para atraer mano de obra al sector por distintos motivos.

 

La agencia de empleo Adecco ha lanzado más de 5.000 ofertas laborales en España para cubrir la alta demanda que tiene la campaña veraniega en cinco sectores: hostelería y turismo, logística, distribución, reparto de última milla y atención al cliente.

La directora de Servicio de selección y contratación de Adecco, Julia Carpio, explica que existe una mayor demanda de personal en las zonas turísticas como las islas y la costa, mientras que en el resto de regiones de interior o con menos afluencia de turistas en verano las contrataciones se centrarán en sustituciones por las vacaciones de la plantilla.

Carpio ve dificultades para la contratación en los supermercados durante los próximos meses por el carácter temporal de las ofertas y la fuerte demanda en las zonas turísticas, lo que hace "más complejas" la selección y la cobertura de perfiles.

Por un lado está el personal más cualificado y con experiencia en las secciones de frescos (carnicería, pescadería y similares) y en la caja; y por el otro, perfiles menos cualificados -o donde no importan tanto la formación y la experiencia previa- para la reposición y descarga de mercancías.

"Ante la poca o nula formación de los trabajadores que entran en el sector, las empresas de distribución están apostando por hacer atractivo el sector a las nuevas generaciones y por la formación continua de los empleados en plantilla para evitar la rotación", afirma la responsable de Adecco.

En su opinión, los jóvenes suelen ver el trabajo estival en ese sector como un medio temporal de ingresos y, para atraerlos a largo plazo, hace falta ofrecerles mejores condiciones salariales, nuevas fórmulas de conciliación y un plan de carrera real.

Formación propia

La Asociación Española de Distribuidores, Autoservicios y Supermercados (Asedas) estima que puede haber unas mil vacantes por empresa en diferentes puestos, aunque las cifras varían entre compañías.

"El desconocimiento por parte de la sociedad de las posibilidades que ofrece la distribución alimentaria es un obstáculo que debemos superar para que los trabajadores se acerquen a este sector que ofrece empleo estable, especializado, igualitario y diverso", apuntan desde este patronal.

Las cadenas refuerzan sus plantillas entre mayo y septiembre para afrontar tanto la campaña de verano, especialmente en zonas turísticas, como las sustituciones de personal por vacaciones en tiendas, plataformas logísticas y reparto a domicilio.

Muchas empresas de distribución alimentaria han desarrollado sus propios centros de formación y enseñan a los trabajadores que cubren la campaña estival y que, en muchos casos, pueden optar por la continuidad laboral, según Asedas, que llama a intensificar los puntos de encuentro entre las administraciones educativas y el sector para desarrollar títulos específicos y atraer estudiantes.

Alojamiento en las islas

El responsable de Supermercados de la federación de Servicios de Comisiones Obreras, Ángel Trujillo, apunta que las mayores dificultades de contratación se dan en las zonas de playa, donde se está recurriendo más al contrato de fijo discontinuo.

En Ibiza y Menorca, por ejemplo, hay empresas que ofrecen compensaciones económicas y alojamiento para trasladar temporalmente a trabajadores voluntarios de la península a esas plazas, puesto que los habitantes de las islas tienen más posibilidad de encontrar empleos mejor remunerados en la hostelería y la noche, según Trujillo.

El responsable de Acción sindical y negociación colectiva de Comercio del sindicato UGT, José Luis Vila, explica que en zonas de afluencia turística hay convenios que estipulan cuándo los trabajadores pueden irse de vacaciones, que son mínimas en verano y se reparten en otras fechas.

"La mayoría de las plantillas están ajustadas al mínimo y la sobrecarga de trabajo se la llevan los trabajadores", afirma Vila, que prevé que no saldrán tantas plazas como antes para trabajar en verano por ese motivo y porque las empresas "están recortando en personal con el argumento de que están teniendo menos beneficios". 

Los supermercados buscan contratar a miles de personas este verano pero no lo tienen fácil