sábado. 20.07.2024

ING España pondrá en marcha la próxima semana el área de Desarrollo de Negocio, una división de nueva creación que se encargará, entre otras cosas, de entrar en los lucrativos mercados de banca privada y pymes y autónomos.
 

La nueva división estará dirigida por Almudena Román, que ha estado durante los últimos diez años al frente de Banca de Particulares en España y que ahora pasa el testigo a Javier Montes, otro veterano del banco.
 

Román seguirá formando parte del Comité de Dirección de la entidad y reportará directamente ante el consejero delegado de ING España y Portugal, Ignacio Juliá, igual que hará Montes, explica la institución financiera.
 

Según fuentes del mercado, la nueva división podría estar plenamente operativa a finales de este año o principios del que viene, y estará integrada, además de por Banca Privada y Pymes, por las direcciones ya existentes de Marca, Innovación y Sostenibilidad, en las que trabajan en total unas 60 personas.
 

La entidad de origen holandés no ha querido hacer ninguna previsión ni estimación sobre la parte del negocio de banca privada y pymes que aspiran a captar, que representa una parte "muy relevante" de los ingresos de las unidades de empresas de las entidades españolas, según fuentes del sector consultadas.
 

El movimiento coincide, además, con la opa que proyecta BBVA sobre el Banco Sabadell, una de las entidades más potentes en España en el negocio de las pymes, circunstancia que el resto de sus competidores intentarán aprovechar para hacerse con una parte de la tarta, como suele ocurrir.


Desde ING explican que la nueva unidad de Desarrollo de Negocio nace con el objetivo principal de responder a las "necesidades emergentes" de los clientes del banco, que recientemente cumplió su 25 aniversario operando en España.
 

Además, añaden, la nueva unidad servirá para "impulsar la diferenciación del modelo bancario de ING" y para explorar los citados negocios de banca privada y pymes que esperan poner a disposición de su clientela "a corto o medio plazo".
 

"Nos hemos decantado por esos segmentos porque las pymes son la base de la economía y representan gran parte del tejido empresarial español", dice la entidad, que está convencida de que puede ofrecer a sus clientes una propuesta diferencial y relevante en el mercado.
 

En cuanto a la banca privada, el banco ha considerado que también es buen momento para cubrir las necesidades de su clientela en este segmento. 

ING España se lanza a por el lucrativo mercado español de pymes y banca privada