domingo. 14.07.2024

Las bonificaciones del impuesto sobre la compra de la primera vivienda habitual que puso en marcha el Govern el pasado 18 de julio ha permitido, al cierre de 2023, que 643 contribuyentes se hayan ahorrado 6,4 millones de euros, ha informado este jueves la Conselleria de Economía, Hacienda e Innovación.
 

De esos 643, un total de 240 han obtenido una bonificación del 100%, ya que son jóvenes menores de 30 años o tienen una discapacidad igual o superior al 33%. En este caso, el ahorro ha sido de 2,64 millones de euros, con una media de 11.000 euros por contribuyente.
 

Los 403 restantes componen el grupo que se ha beneficiado de la bonificación del 50 %: jóvenes menores de 36 años, contribuyentes con personas con discapacidad a su cargo, y familias numerosas y monoparentales. En este caso, el ahorro ha sido de 3,7 millones de euros (9.330 euros por contribuyente).
 

Se trata, subraya la conselleria, una de las dos grandes medidas de la reforma fiscal iniciada en julio con el objetivo principal de aumentar la renta disponible de los ciudadanos de las Islas Baleares.

Por otra parte, hasta el 25 de enero, la eliminación del impuesto sobre sucesiones y donaciones (ISD) para los grupos I y II (entre ascendientes, descendientes y cónyuges) ha permitido que 2.154 familias de las Islas Baleares se hayan ahorrado 35,8 millones de euros, lo que supone una media de 16.613 euros para cada caso.
 

Estas cifras contemplan tanto las herencias por causa de muerte como las herencias en vida a través de los pactos sucesorios, una figura del Derecho Civil muy arraigada en las Islas Baleares.
 

Estos 2.154 casos se traducen en que ocho de cada diez contribuyentes han elegido aplicar esta bonificación. Sólo 551 familias han preferido pagar el impuesto con un ingreso total de 929.797 euros (1.687 euros de media).
 

La reforma fiscal se amplió también con la rebaja en el tramo autonómico del impuesto sobre la renta de las personas físicas (IRPF) de 0,5 puntos para las rentas menores de 30.000 euros (3 de cada 4 contribuyentes se encuentran en este umbral), y de 0,25 puntos para las rentas superiores a esa cantidad, haciendo que este tributo sea más progresivo y ayude en mayor medida a las rentas medias y bajas. El impacto estimado asciende a 45 millones de euros anuales.
 

Además, los presupuestos autonómicos también han dado luz verde a numerosas deducciones.
 

Todo ello posibilita que la declaración de la renta que deberá presentarse en los próximos meses sea la que cuente con más deducciones y la que llegue a más contribuyentes.

La reforma fiscal de Prohens en vivienda ya ha ahorrado a los ciudadanos el pago de más...