miércoles. 28.02.2024

CaixaBank ha revisado al alza sus previsiones inmobiliarias hasta 2025, que apuntan a una subida de precios de hasta el 4,3% a cierre de 2023, un 3,5% en 2024 y un 2,5% en 2025, con unas compraventas que podrían rondar las 592.000 unidades en 2023 (-10%) y moderarse en 550.000 los siguientes años.

La entidad estima que 2023 puede acabar con una caída de las compraventas del 10% con respecto a 2022 (-10,4% en segunda mano), aunque el número de unidades arrojará una subida del 17% con respecto a los valores prepandemia.

Estos datos se ven sostenidos por la creación de empleo; los flujos de inmigración; el desajuste entre la oferta y la demanda (110.000 viviendas); una situación financiera de los hogares menos tensionada y la resiliencia de los compradores extranjeros, según ha apuntado la economista sénior CaixaBank Research Judit Montoriol en la novena edición EFIMAD sobre financiación inmobiliaria.

Caída del 20% en hipotecas y menos compras con financiación

En el caso de las hipotecas, prevé que la caída en 2023 se incremente hasta el 20%, con un 65% de las operaciones financiadas con un préstamo, un porcentaje inferior al que había en 2022.

Esto responde al marcado peso del comprador de reposición -que no necesita financiación- y al peso de los compradores extranjeros (90.000 viviendas compradas en 2023, con una caída más moderada que la experimentada por los españoles).

Mejora sus proyecciones inmobiliarias

En compraventas, la entidad ha elevado de 550.000 a 592.000 sus previsiones para 2023, de 510.000 a 550.000 para 2024 y de 511.00 a 552.000 para 2025.

En el caso de los precios, en base a las estadísticas del Ministerio de Vivienda, calcula que 2023 cerrará con un incremento de precios del 4,3% (3,3% inicial); del 3,5% en 2024 (1,4% inicial) y del 2,5% (2,2%) para 2025. Si se opta por los datos del INE, las subidas de precios van del 3,7% de 2023 al 2,7% en 2024 (1,4% inicial) y 2,5% en 2025 (2,2%).

Según ha explicado la economista, los precios han resistido muy bien la subida de tipos y han repuntado en el tercer trimestre, sobre todo en obra nueva, y es donde más crece la población en donde más se están encareciendo (Baleares, Málaga, Santa Cruz de Tenerife, Madrid o Valencia), aumentando la brecha entre zonas urbanas y rurales y turísticas y no turísticas.

Por lo que respecta a los visados de obra nueva, la entidad cifra en 110.000 los otorgados en 2023, en 115.000 para 2024 y en 125.000 en 2025.

Mejora sus previsiones macro y anticipa rebajas de tipos

Por otro lado, Montoriol ha añadido que 2023 ha registrado un crecimiento del PIB más alto de lo esperado, lo que ha obligado al banco a revisar al alza sus estimaciones para 2024, que harán públicas en marzo, pero que estarán más cerca del 2% ya que su 1,4% inicial se ha quedado corto.

Estas previsiones macro, que están condicionadas a la geopolítica, pasan por que la inflación en la eurozona descienda hasta el 2% y porque el Banco Central Europeo (BCE) lleve a cabo la primera bajada de tipos antes del verano. Aunque no cree que esta bajada va a ir tan rápida, estima unas tres o cuatro bajadas, subraya que claramente hay una tendencia a la baja en 2024, un año que irá de menos a más. 

CaixaBank prevé que el precio de la vivienda siga al alza hasta 2025