lunes. 22.07.2024
La presidenta del Govern de les Illes Balears, Margalida Prohens, ha reunido la Mesa de la Vivienda de las Illes Balears y ha presentado el plan de choque de medidas en materia de vivienda, enfocadas a generar más vivienda a precios asequibles para los residentes en las islas y a aumentar la oferta para contribuir a contener los precios del mercado.

 

Además, ha avanzado que el nuevo programa «Alquiler seguro», para conseguir pisos vacíos de pequeños propietarios particulares (no grandes tenedores), de forma voluntaria, y ofrecerlos hasta un 30% por debajo del precio de mercado, se pondrá en marcha en otoño y que las viviendas se destinarán a ciudadanos residentes en las Illes Balears desde hace como mínimo cinco años.

«Los expertos siempre nos han dicho que uno de los grandes problemas para la salida de estas viviendas al mercado es el miedo de los pequeños propietarios, a menudo por malas experiencias, por el riesgo de impago, por el riesgo de desperfectos o, también, por el riesgo de terminar con okupas. Por ello, este programa busca dar seguridad y garantías a los propietarios para poner libremente su vivienda al mercado de alquiler a precios asequibles», ha asegurado.

El plan de choque engloba varias medidas e iniciativas en materia de vivienda, como el desarrollo del Decreto Ley de emergencia y posterior Ley aprobada por el Parlament, el cual crea la vivienda de precio limitado y favorece la creación de más vivienda de protección; el programa «Construir para alquilar», de cesión de suelo público a la iniciativa privada para hacer más vivienda de protección; las nuevas promociones públicas del IBAVI de viviendas de protección, y el nuevo programa «Alquiler seguro», para estimular la salida al mercado de viviendas vacías, basado en la intermediación del Govern entre propietarios y destinatarios, para aportar seguridad y confianza a ambas partes.


Nuevo programa «Alquiler seguro»

Del programa «Alquiler seguro», la presidenta ha avanzado que se pondrá en marcha en otoño y que se destinará a ofrecer viviendas a residentes en las Illes Balears desde hace como mínimo cinco años. Entre otros requisitos, también se establece que las viviendas tendrán que ser la vivienda habitual y permanente del nuevo inquilino durante la vigencia del contrato. Por lo tanto, no podrá destinar esta vivienda a otros usos como el alquiler turístico.

«Con este programa queremos poner en contacto a personas con rentas medias y solventes, y que pueden pagar con seguridad un alquiler si es inferior al precio de mercado, con propietarios con pisos vacíos que están dispuestos a ingresar menos a cambio de seguridad y tranquilidad. Porque lo venimos diciendo: el problema de la vivienda ya no es un problema de rentas bajas y personas vulnerables, sino que ya es un problema de las rentas medias y de los jóvenes», ha afirmado.

Mediante este programa, la Administración autonómica conseguirá viviendas vacías de pequeños propietarios particulares, de forma voluntaria, garantizando totalmente el cobro de las cuotas de alquiler y la devolución de los inmuebles en el mismo buen estado de su cesión, y ofrecerá estas viviendas en régimen de alquiler a precios accesibles, hasta aproximadamente un 30% por debajo del precio de mercado.

Entre los requisitos, se establecerá que los propietarios de las viviendas no tengan la condición de grandes tenedores; solo se podrán acoger viviendas que se encuentren vacías desde hace seis meses como mínimo o en las que no figure nadie empadronado en la vivienda desde hace un año, y las viviendas deberán tener una antigüedad de construcción de tres años o más y presentar un buen estado de limpieza y mantenimiento que permitan la entrada inmediata.

El programa «Alquiler seguro» prevé que la Administración abone a los propietarios un precio de alquiler acordado a través de los agentes inmobiliarios o administradores de fincas de acuerdo con los convenios que se subscribirán con estos colegios profesionales. El Govern fijará unos límites de los precios, adaptados a la realidad de cada isla, y que serán abonados a los propietarios para la captación de las viviendas vacías.

Para poder ser beneficiario de estos pisos, se establecerán unos límites de ingresos de renta de los arrendatarios, como ya se hace en el programa Garantía Hipoteca IBAVI para acceder a una hipoteca; tendrán que empadronarse en la vivienda alquilada y se exigirá la misma o casi idéntica documentación que en el caso de un alquiler particular (contrato de trabajo, aval, referencias, IRPF de los años anteriores, etc.). También se establecerá contractualmente la obligación, al finalizar el alquiler, de devolver al propietario la vivienda en las mismas condiciones en las que se recibió.
 

Plan de choque: primera fase de 7.000 viviendas a precios asequibles

Con el paquete de medidas que integran el plan de choque (Decreto Ley de emergencia, programa «Construir para alquilar», promociones del IBAVI y programa «Alquiler seguro»), el Govern tiene como objetivo aumentar la oferta de viviendas para los residentes, a través de las diversas figuras de viviendas a precios asequibles, para contribuir a destensar el mercado y contener los precios de la vivienda del mercado en las Illes Balears.

En su primera fase, este plan de choque tiene como objetivo generar unas 7.000 viviendas a precios asequibles para residentes en las islas, como primera proyección con la información facilitada por varios ayuntamientos y a la espera de avanzar y contar con más datos de otros ayuntamientos:

Desarrollo del Decreto Ley (DL 6/2023 y Ley 3/2024) y del programa «Construir para alquilar»: 4.000 viviendas en planificación actualmente

Nuevas promociones públicas del IBAVI: más de 600 viviendas en planificación actualmente en una primera fase.
Programa «Alquiler seguro»: objetivo de la primera fase, incorporación de entre 2.000 y 3.000 viviendas.

Creación del Observatorio de la Vivienda de las Illes Balears

Durante la Mesa, la consellera Marta Vidal y el director general de Vivienda y Arquitectura, José Francisco Reynés, han repasado el conjunto de las políticas de vivienda del Govern y la situación de varios proyectos e iniciativas en marcha, como la creación del Observatorio de la Vivienda de las Illes Balears (OHIB), como plataforma para recoger datos sobre la realidad de la vivienda en las islas.

«Necesitamos datos para tomar medidas y para orientar las políticas. Este observatorio nos permitirá recoger datos sobre la realidad de la vivienda en las islas, para su análisis y difusión y para servir de apoyo a agentes públicos y privados en la toma de decisiones y el diseño de las políticas de vivienda de los próximos veinte años», ha añadido.

Para la implantación de este observatorio, el Govern prevé licitar y adjudicar este año el contrato para la creación del portal web y la elaboración de los diferentes indicadores que se requieren para el proyecto. La creación del OHIB cuenta con un plazo de un año en su primera fase, para la puesta en marcha del portal web y la primera publicación de contenidos, y se trabajará en colaboración con otras administraciones, entidades sociales y del sector.
 

Agilización de ayudas para el alquiler, para el acceso a una hipoteca y para la rehabilitación energética

Por otro lado, también se ha dado cuenta de la situación de las convocatorias de las diversas líneas de ayudas, para el alquiler, para el acceso a una hipoteca y para la rehabilitación energética de viviendas y edificios. En cuanto a las ayudas al alquiler, este año ya se han resuelto las dos primeras resoluciones de pago de las ayudas de 2023, por un importe de 1,3 millones para cerca de 600 personas beneficiarias, y se encuentra en tramitación la tercera resolución de pago.

El Govern ha priorizado la liquidación de las ayudas pendientes de años anteriores y avanzó al mes de mayo la liquidación de las ayudas de 2022, teniendo en cuenta el volumen de expedientes que había sin resolver, de los dos años anteriores, puesto que las ayudas de 2021 no se terminaron de resolver prácticamente hasta el pago del mes de diciembre de 2023.

Además, se han resuelto nueve pagos del Bono Alquiler Joven, por un importe total de 6,5 millones de euros a unas 1.400 personas beneficiarias, de la convocatoria dec2022-2023. El Govern ya solicitó el año pasado al Ministerio de Vivienda la ampliación de este programa de ayudas para este año 2024.

En cuanto a las ayudas para acceder a una hipoteca y facilitar la compra de una vivienda, a través del programa Garantía Hipoteca IBAVI, hasta ahora se han aprobado 383 operaciones, por un importe global de 9,6 millones de euros.
También se ha avanzado en la tramitación y concesión de las ayudas financiadas con los fondos europeos Next Generation para la rehabilitación energética de viviendas, edificios y barrios, y hasta ahora se han ejecutado 12 millones de euros entre los cinco programas. De este modo, un total de 2.545 viviendas ya tienen una resolución favorable de ayudas.

PDFVolver

El Govern quiere conseguir 7.000 viviendas con precios de alquiler asequibles para los...