domingo. 26.05.2024

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha anunciado este lunes la eliminación del permiso de residencia para los no comunitarios que compren una vivienda de más de medio millón de euros, posición que respalda Sumar, el socio de gobierno del PSOE, y rechazan en el sector.

Según ha explicado el presidente, el Consejo de Ministros estudiará mañana un informe para modificar la llamada 'golden visa', aprobada por el Gobierno del PP en 2013, que concede el visado o la residencia a inversores que compren una casa de más de 500.000 euros, adquieran activos financieros o participen en proyectos empresariales.

El Ejecutivo persigue que la vivienda "sea un derecho y no un mero negocio especulativo". En la actualidad, de acuerdo con las cifras aportadas por Sánchez, 94 de cada 100 visados de este tipo están vinculados a la inversión inmobiliaria y se concentran en ciudades como Barcelona, Madrid, Málaga, Alicante, Islas Baleares y la ciudad de Valencia.

Se trata, ha dicho el presidente, de territorios y ciudades con mercados altamente tensionados y donde es casi imposible encontrar una vivienda digna para los ciudadanos que viven, trabajan "y pagan sus impuestos cada día". Es una desigualdad "lacerante", ha añadido.

Por contra, lo que pretende el Gobierno es poner "alfombra roja" a quien quiera crear empleo, innovación y tejido productivo, "y no a quien simplemente busca especular" con la vivienda, según Sánchez.

Los precios en las localizaciones más buscadas por los inversores internacionales superan con creces el medio millón de euros. A modo de ejemplo, en el barrio de Salamanca, en Madrid, donde han puesto el foco las grandes fortunas latinoamericanas, es difícil encontrar viviendas de unos 100 metros cuadrados por debajo del millón de euros, según los anuncios de diversos portales inmobiliarios.

Tras los venezolanos y mexicanos, que han sido muy activos en los últimos años, ahora les toca el turno a argentinos, chilenos o colombianos, aunque tienen interés también los estadounidenses.

Partidarios y detractores

El portavoz de Sumar, Ernest Urtasun, ha celebrado este lunes que se vaya a poner fin a estos visados, una medida que llevaban en su programa electoral y que hacía tiempo que pedían al PSOE. "Las golden visa son una vergüenza europea", ha señalado.

Sumar ya había pedido eliminar estos visados, en línea con la medida adoptada por el Gobierno portugués. También Más País Verdes Equo había abogado por ello para evitar la especulación y la escalada de precios de la vivienda en muchas localidades y barrios.

El Ayuntamiento de Barcelona había reclamado esta medida, que en países como Grecia ha visto endurecidas las condiciones en un intento por aliviar la crisis inmobiliaria que sufre el país.

Para el portavoz del portal inmobiliario idealista, Francisco Iñareta, el anuncio es un "error de diagnóstico" y no tendrá ningún impacto en el mercado inmobiliario, porque entre 2013 y 2022 se concedieron menos de 5.000 permisos de residencia de este tipo, es decir, menos del 0,1% de las viviendas vendidas en ese tiempo.

Añade que estas compras no han supuesto ningún conflicto en España y que el problema de la vivienda, tanto en venta como en alquiler, está provocado por la cada vez mayor escasez de la oferta y el aumento exponencial de la demanda.

El Gobierno eliminará la 'golden visa' por la compra de vivienda por los no comunitarios