miércoles. 19.06.2024

Las personas que tienen una hipoteca variable firmada se llevarán un buen susto si su interés se revisa en las próximas semanas. El euríbor a 12 meses, que es el índice de referencia con el que se calcula el tipo aplicado sobre estos productos, sigue desbocado y cerrará el mes de febrero alrededor del 3,53%; su mayor valor desde noviembre de 2008. Cabe destacar que su cotización se situaba por debajo del 0% hace apenas un año.

Debido a esta importante subida, las cuotas de las hipotecas a tipo variable que se revisen próximamente experimentarán un importante encarecimiento. Según el comparador financiero HelpMyCash.com, el incremento medio se situará cerca de los 300 euros mensuales (más de 3.500 euros al año), aunque podría ser superior dependiendo de las condiciones del préstamo actualizado. 

Más de 3.500 euros al año de media

Desde el comparador recuerdan que el interés de una hipoteca variable es el resultado de sumar dos factores: el valor de un índice, que suele ser el euríbor, y el diferencial. Periódicamente, normalmente cada seis o 12 meses (según lo acordado entre banco y cliente), la entidad actualiza el tipo con el último valor publicado del euríbor. Así, si esta referencia ha subido respecto a la última revisión, el interés aumenta y las cuotas se encarecen. Y si ha bajado, el tipo aplicado disminuye y las mensualidades se abaratan.

Por desgracia para los hipotecados, en esta ocasión saldrán perdiendo, porque el valor del euríbor de este mes de febrero, del 3,53%, se sitúa muy por encima del registrado un año o un semestre atrás. Según HelpMyCash, en febrero de 2022 este índice cotizó al -0,335%, mientras que en agosto de ese mismo año (hace seis meses) se situaba en el 1,249%.

En consecuencia, los clientes cuya hipoteca variable se revise con el valor de febrero tendrán que afrontar unas cuotas sensiblemente más caras. Por ejemplo, para un préstamo medio de 150.000 a 25 años y con un tipo de euríbor más 1% revisado anualmente, las mensualidades subirán en unos 293 euros, que representan unos 3.520 euros más al año. Y si el interés se actualiza semestralmente, ese encarecimiento será de unos 182 euros mensuales (unos 1.093 euros más al semestre).

Cerca del 4% en marzo

Pero las malas noticias no acaban ahí. Según los analistas de HelpMyCash, es más que probable que el euríbor siga al alza. Por lo tanto, las cuotas de las hipotecas variables que se revisen en los próximos meses también se dispararán. El especialista en el mercado hipotecario de este comparador, Miquel Riera, asegura que “este índice cerrará el mes de marzo cerca del 4% o incluso por encima”.

“La política del Banco Central Europeo (BCE) seguirá impulsando el euríbor”, explica Riera. Este organismo está subiendo sus tipos de interés para combatir la inflación de la eurozona, que actualmente se sitúa por encima del 8%. Entre julio de 2022 y febrero de 2023, el interés del BCE ha pasado del 0% al 3%, mientras que en marzo se espera que aumente de nuevo hasta el 3,50%.

Según Riera, “el euríbor, que representa el interés medio de los préstamos interbancarios, suele situarse entre 0,5 y un punto porcentual por encima del interés del Banco Central Europeo, que es el que este organismo aplica a las entidades que le piden dinero prestado”. Por lo tanto, si el tipo del BCE sube hasta el 3,5% en marzo, es más que probable que el euríbor se sitúe cerca del 4% o por encima al cierre de ese mes. 

Habrá que apretarse el cinturón

El mensaje para los hipotecados a tipo variable es claro: deben estar preparados para afrontar unas cuotas más caras en cuanto se revise su interés. Según HelpMyCash, es recomendable calcular previamente cuánto subirán las mensualidades para valorar si será necesario ajustarse mucho o poco el cinturón. Este comparador dispone de un simulador gratuito de revisión de hipoteca que permite llevar a cabo el cálculo.

Al adelantarse a la subida, además, se puede valorar si se cuenta con el músculo económico suficiente para afrontar las nuevas mensualidades. Si el cliente prevé que no podrá pagarlas, tendrá más tiempo para pedir cita a su oficina bancaria, exponer su caso y tratar de acordar alguna solución que le permita abonar unas cuotas más asequibles: ampliar el plazo, negociar una carencia, reducir el interés aplicado…

El euríbor se desboca y supera el 3,5% en febrero: ¿Cuánto se encarecerán las hipotecas?