lunes. 15.04.2024

El precio diario de la electricidad en el mercado mayorista español ('pool') cayó un 26,5% en la primera quincena de febrero, hasta una media de 54,48 euros/ megavatio hora (MWh), debido al descenso de la demanda energética.

Además, la electricidad es un 58,7% más barata que hace un año, según ha informado este viernes en un comunicado el grupo de consultoría energética ASE.

Esta evolución se debe al desplome de la demanda energética y a la reducción de los costes variables de producción de las centrales de ciclo combinado de gas, que marcan el precio marginal en el mercado diario, especialmente en las horas punta, explican los analistas de ASE.

Asimismo, la energía es un 21,2% más barata en España que en el resto de los mercados eléctricos europeos, donde también han bajado los precios tras la reducción de las cotizaciones de gas, carbón y las emisiones de CO2 y de la demanda energética.

De cara a la próxima semana, los precios de la electricidad deberían seguir la misma tendencia y situarse entre los 50 y los 60 euros/MWh, según las previsiones de ASE.

La demanda energética se sitúa en niveles de hace 20 años

En este contexto, la demanda energética en España se redujo un 7% interanual en el citado periodo y un 10,5% en comparación con los cinco años anteriores, en tanto que los niveles de consumo eléctrico fueron similares a los de hace 20 años, afirman desde ASE.

La caída de la demanda se debe a diversos factores, como el ajuste del consumo residencial y comercial por unos inviernos con un clima más suave; el aumento del autoconsumo y la mayor eficiencia energética, así como el encarecimiento de los precios en los dos últimos años, añaden.

Otro factor es la demanda industrial, que cayó en diciembre un 11,4% en tasa interanual.

En este sentido, el menor peso de la industria en la economía, el autoconsumo y la deslocalización de algunas industrias intensivas por el aumento de los precios han destruido una parte importante de la demanda, denuncian los expertos.

Otra causa es la "lenta" electrificación de la sociedad, en especial del transporte, que no está incorporando una demanda suficiente como para equilibrar el aumento de la oferta de generación renovable, explican desde ASE.

Por todo ello, el descenso de la demanda y el aumento de la generación renovable, sobre todo de origen fotovoltaico, puede derivar en un desequilibrio entre demanda y oferta, lo que reduciría los precios de la electricidad y podría repercutir en la rentabilidad de los activos renovables, continúa el informe.

La demanda de gas también se hunde

Por otra parte, el consumo de gas bajó un 18% en lo que llevamos de febrero, debido en parte a la caída de casi el 46% del consumo de gas destinado a generar electricidad.

Asimismo, la demanda de gas industrial disminuyó un 8,3% interanual.

Los analistas de ASE han señalado que el precio de referencia en Europa (TTF) osciló entre los 25 y los 30 euros/MWh en las últimas semanas y bajó un 35% desde el inicio del invierno.

La cotización de los futuros para el próximo invierno y para 2025 en Europa se encuentra por debajo de los 30 euros/megavatio hora.

Así, este nivel de demanda ha provocado que las reservas europeas se encontraran al 67% en la primera quincena de febrero, con 75.860 millones de metros cúbicos, 23.870 millones por encima de su promedio del último lustro.

Con los actuales niveles de reservas y unas perspectivas de demanda "muy débiles", Europa tendrá que hacer menos esfuerzos que los años previos para rellenar sus reservas en primavera y verano, a pesar del corte de suministro ruso, afirman los analistas. 

El precio de la electricidad cae un 26,5% en la primera quincena de febrero