miércoles. 24.07.2024
PRODUCCIÓN INDUSTRIAL

La producción industrial en Baleares desciende un 2,9% en mayo

Según el INE, en España, la producción industrial se frenó en mayo y solo aumentó un 0,2% respecto al mismo mes del pasado año, una tasa 12,5 puntos inferior a la de abril y que viene impulsada únicamente por los bienes de consumo no duradero
El índice de producción industrial (IPI) publicado este viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE) no muestra una tendencia clara, ya que la tasa de marzo cayó un 11,9 %, en abril se disparó hasta un 12,7 % y en mayo se moderó hasta el 0,2 %. (Archivo)
El índice de producción industrial (IPI) publicado este viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE) no muestra una tendencia clara, ya que la tasa de marzo cayó un 11,9 %, en abril se disparó hasta un 12,7 % y en mayo se moderó hasta el 0,2 %. (Archivo)

La producción industrial balear cayó en mayo un 2,9%, en comparación con el mismo mes del año anterior, y un 4,7% en los primeros cinco meses de 2024, según datos del INE publicados este viernes.

En España, la producción industrial se frenó en mayo y solo aumentó un 0,2% respecto al mismo mes del pasado año, una tasa 12,5 puntos inferior a la de abril y que viene impulsada únicamente por los bienes de consumo no duradero.

La producción industrial se frenó en mayo y solo aumentó un 0,2% respecto al mismo mes del pasado año, una tasa 12,5 puntos inferior a la de abril y que viene impulsada únicamente por los bienes de consumo no duradero.

El índice de producción industrial (IPI) publicado este viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE) no muestra una tendencia clara, ya que la tasa de marzo cayó un 11,9%, en abril se disparó hasta un 12,7% y en mayo se moderó hasta el 0,2%.

El crecimiento vino impulsado por el incremento de la producción de los bienes de consumo no duradero (2,5%) y, en menor medida, de los bienes intermedios (0,7%).

En sentido contrario, la producción de bienes de equipo se contrajo un 1,7%; la de energía, un 1,2%; y la de bienes de consumo duradero, un 0,6%.

El detalle de la estadística revela que la actividad que más impulsó la producción industrial en mayo fue la fabricación de productos informáticos, electrónicos y ópticos (20,8%), la fabricación de productos farmacéuticos (11,8%) y la de coquerías y refino de petróleo (9,6%).

En el lado contrario, la fabricación de bebidas redujo su producción en un 7,6%, lo que la situó como la industria con peor comportamiento, seguida de la industria del cuero y del calzado y de la fabricación de material y equipo eléctrico, con un descenso del 6,2% en ambos casos.

Por comunidades autónomas, la tasa anual de la producción industrial aumentó en mayo respecto al mismo mes de 2023 en cinco comunidades autónomas y disminuyó en las otras doce.

Los mayores aumentos se dieron en Extremadura (17,4%), Cataluña (3,7%) y Canarias (2,2%), mientras que los retrocesos más destacados se registraron en Cantabria, con un descenso del 6,4%; La Rioja, donde cayó un 6,2%, y Baleares, un 2,9% menos.

En términos corregidos de los efectos estacionales y de calendario, el IPI tuvo una variación del 0,4%, lo que supone 0,2 puntos superior a la de abril. Ha registrado tasas positivas en tres de los cuatro últimos meses, detalla el INE.

La evolución mensual, también en términos corregidos, muestra un descenso en mayo del 0,1%, tres décimas inferior a la observada en abril.

La producción industrial en Baleares desciende un 2,9% en mayo