viernes. 02.12.2022
MEDIDAS FISCALES

Las nuevas medidas fiscales para Baleares: así funcionarán

La presidenta Armengol explica a los agentes sociales y económicos que que el desarrollo fiscal del Régimen Especial de Baleares (REB) contribuirá a crear 3.200 empleos a tiempo completo al año
undefined
El Govern calcula que el desarrollo fiscal del Régimen Especial de Baleares (REB) desde 2023 contribuirá a crear 3.200 empleos a tiempo completo al año y ahorrará a las empresas 202 millones por la reserva de inversiones y 6 millones por las bonificaciones al mantenimiento y creación del empleo.

 

El Govern estima que la medida tendrá un impacto anual en la economía de las Illes Balears de 349,1 millones de euros el equivalente al 1 % del PIB balear del año 2019. El REIB fiscal incorpora dos políticas públicas, las reservas de inversión y deducciones y reducciones fiscales para empresas industriales y del sector primario que generen o mantengan puestos de trabajo.

La consellera de Hacienda, Rosario Sánchez, ha comparecido en rueda de prensa para detallar el anuncio de REB Fiscal realizado este lunes por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, quien ha adelantado que el presupuesto general del Estado del año que viene recogerá dos líneas de rebaja fiscal específicas para las islas cuyo proyecto aprobó el Consejo de Ministros en 2019.

Esta comparecencia se ha producido después que la presidenta, Francina Armengol, se reuniese con representantes de los agentes sociales y económicos y miembros de la sociedad civil en la Llotja, donde ha explicado los detalles de la parte fiscal del REIB.


 

Rosario Sánchez ha recordado que la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, ya había prometido que antes de acabar la legislatura que se aprobarían estas medidas, que son "el reconocimiento de que las islas tienen que tener un tratamiento diferente" por los perjuicios que la insularidad causa a las empresas.



La medida de mayor impacto será la reserva de inversiones, una figura que permite a las empresas que inviertan sus beneficios en mejoras directas para sus empresas o indirectas para el desarrollo económico reducir la base imponible del impuesto de sociedades o del impuesto sobre la renta de no residentes hasta en un 90% del beneficio no distribuido.
 

En el caso de los autónomos que declaren IRPF la deducción de la cuota podrá llegar al 80% de toda la actividad desarrollada en Baleares.
 

La reserva de inversiones tendrá que destinarse, en no más de tres años, a creación de puestos de trabajo, compra de acciones o participaciones en empresas de las islas, actuaciones de investigación y desarrollo, protección medioambiental, propiedad intelectual o a la compra de elementos patrimoniales como terrenos, mobiliarios, maquinaria, etcétera.
 

En cuanto a la otra novedad del REB Fiscal, dirigida a proteger a las industrias y empresas del sector primario que conserven o amplíen sus plantillas, supondrá reducciones en el impuesto de sociedades, de la renta de no residentes y del IRPF.
 

Se bonificará un 10% la cuota por los rendimientos de la venta de productos de los empresarios que mantengan las plantillas de trabajadores y del 25% para los que las amplíen.
 

Los incentivos a la inversión y los impuestos ahorrados por las empresas movilizarán cada año unos 340 millones de euros para inversiones y contrataciones, y las deducciones para los empresarios por la protección del empleo pondrán en circulación unos 8,6 millones de euros, según las estimaciones del Govern.

Las nuevas medidas fiscales para Baleares: así funcionarán
Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad