domingo. 14.07.2024

La elevada afluencia de turistas extranjeros prevista para este verano y las compras de ropa, calzado o cosmética por el tirón de las campañas de rebajas ejercerán como salvavidas del comercio para el último semestre del año, según las previsiones de las distintas patronales de ambos sectores.

Exceltur, la alianza que agrupa a las principales empresas turísticas, prevé un verano en cifras récord, con ventas que superan los niveles precrisis. Esta circunstancia elevará el gasto y aumentará las compras que afectan indirectamente al sector del comercio al por menor en aquellas regiones y zonas con gran afluencia de viajeros.

Esta patronal corrigió al alza sus previsiones para la segunda mitad del año sobre la actividad generada por los diferentes subsectores (alojamiento, transporte u ocio), del 2,2% a un 9,4% más sobre el cierre de 2019 (prepandemia), aunque bajo el yugo de la elevada inflación.

Desde Acotex, la Asociación del textil y complementos, han alertado de una primera caída mensual en tasa interanual del año en relación con las ventas después de 4 meses de incrementos continuados, ya que en mayo se redujeron un 5,7%.

El presidente de esta patronal, Eduardo Zamácola, calificó el dato como “la primera señal de alarma”. Este retroceso, a su juicio, obedece a la subida de los tipos de interés y, por lo tanto, de las hipotecas que lastran el bolsillo de las familias.

“Se observa que el consumidor vuelve a mostrar reticencias a la hora de compra ropa”, afirmó el presidente de Acotex, quien advirtió en la presentación de los datos y previsiones del sector de un “cierto recelo e incertidumbre” para final de año “con unas elecciones en julio”.

LAS COMPRAS PENDIENTES, PARA LAS REBAJAS

En general, Zamácola ha insistido en que el sector textil está aún “muy lejos” de las cifras de prepandemia y ha precisado que no maneja unas previsiones positivas para el conjunto de este año.

No obstante, el directivo ha subrayado el repunte de la afluencia de turistas y su relación con las compras de artículos de moda y complementos, que ya en 2022 supusieron el 65% del desembolso de estos viajeros en las visitas a España.

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) comenta sobre las compras que tres de cada cuatro familias "viven al día y sin capacidad de ahorro".

La OCU considera por tanto que muchas familias aprovecharán las rebajas de verano para afrontar la compra de vestido y calzado que estuviera pendiente.

OPTIMISMO EN EL PEQUEÑO COMERCIO

El comercio de proximidad espera para esta campaña de rebajas poder dar salida al inventario acumulado tras una primavera marcada por la lluvia y las bajas temperaturas, "que han dificultado las ventas, sobre todo en los sectores de equipamiento de la persona y hogar", explica la Confederación Española del Comercio (CEC).

La previsión de ventas en el sector es del 5% más que en las rebajas del año pasado, si bien seguirán por debajo de los niveles prepandemia, añade la CEC.

En línea con Exceltur, la CEC augura una "mayor dinamización" de las ventas en aquellos comercios ubicados en territorios con mayor dependencia del turismo, como zonas de costa o grandes capitales.

LA CONFIANZA DEL CONSUMIDOR, UNA INCÓGNITA

La confianza del consumidor subió en mayo por segundo mes consecutivo, debido principalmente, según el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS), a la evolución positiva de sus dos variables: la valoración de la situación actual y también de las expectativas de futuro.

En cambio, un informe de perspectivas del consumidor elaborado por la consultora Kantar indica que más del 40% de los españoles cree que la actitud más inteligente en este momento es reducir su nivel de consumo debido a la inflación.

El año 2023 "se presenta conservador para el consumo por la inquietud que provoca la situación económica del país", concluye el estudio.

Subraya no obstante que los españoles van a preferir dejar en vía muerta la compra de bienes que les implique un largo plazo y un gran esfuerzo, como puedan ser las de coches, vivienda o la solicitud de un préstamo, y orientará sus intenciones de compra al día a día y a desembolsos más modestos

El turismo y las rebajas, salvavidas del comercio para este verano y final de año