jueves. 23.05.2024

Las tiendas especializadas y de marca propia han multiplicado casi por dos sus clientes en los últimos cinco años en detrimento de las de barrio y los hipermercados, que han perdido popularidad en este tiempo, en el que además se ha disparado la popularidad del canal en línea, y no solo en electrónica.
 

Así lo ha constatado una encuesta de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) sobre la evolución de los hábitos y preferencias de compra de 1.139 personas de entre 18 y 74 años respecto a hace cinco años.
 

El mayor cambio de tendencia se observa en los aparatos de electrónica, básicamente móviles y tabletas. El 77% de los consumidores priorizan ahora su compra en cadenas especializadas y de marca propia, cuando en 2018 era el 43 %.
 

Y eso a costa sobre todo, de los hipermercados, cuya popularidad se reduce al 16% (el 33 % cinco años atrás), pero también de las tiendas de barrio, que apenas suman ya el 19 % de clientes frente al 23% de entonces.
 

La ropa y el calzado son otros sectores donde las tiendas de marca propia y especializadas ganan clientela porque los consumidores que priorizan ahora estos establecimientos en sus compras en ropa han aumentado hasta el 81 % (el 59 % hace cinco años) y hasta el 63 % en el caso del calzado (el 36% en 2018).

Por el contrario, según la OCU, las tiendas de barrio han reducido su popularidad al 34% frente al 40% de antes para la ropa, y para el calzado al 45%, cuando antes eran líderes con un 57%.

Esta tendencia negativa se repite en los hipermercados pues baja al 31% para la ropa (antes un 37%) y hasta el 22% para el calzado (antes un 30 %).
 

Otro sector donde se nota este cambio de tendencia es en los electrodomésticos. Las cadenas especializadas y de marca propia son el comercio prioritario para el 68 % de los encuestados, cuando en 2018 era un 42%, y los hipermercados lo son solo ya para el 27% frente a al 37% anterior.

En estos cinco años además ha aumentado sobremanera la popularidad del canal en línea tanto en ropa y calzado como en electrónica y electrodomésticos: es el soporte preferido en la compra de ropa para el 60% de los encuestados, en electrónica para el 58 %, en calzado para el 52% y en electrodomésticos para el 42%.
 

Ante estos datos, OCU pide a las administraciones medidas de apoyo al comercio local para promover una mayor oferta de productos y servicios, lo que favorece a su vez la libre competencia, y para impulsar el comercio de cercanía, con el que se reducen los desplazamientos y las emisiones contaminantes.


No hay que olvidar, además, que durante los primeros meses de la pandemia la presencia del comercio local favoreció en muchos casos el suministro de productos básicos porque se fabricaban dentro o cerca de nuestras fronteras.

Pero además el comercio minorista ocupa en nuestro país a 1,9 millones de personas, según datos del INE de 2022.

Las tiendas especializadas y de marca propia multiplican sus clientes en detrimento de...