miércoles. 12.06.2024

El sector hotelero español alcanzó un volumen de inversión de 400 millones de euros durante el primer trimestre, concentrando el 14% del total invertido en España a través de 12 transacciones, según datos de la consultora inmobiliaria CBRE.
 

Esta cifra supone una caída de la inversión del 59% con respecto al mismo período del 2022, que fue un ejercicio de récord, y de un 22% menos comparada con el promedio de los primeros trimestres de los últimos cinco años.
 

Durante el primer trimestre se transaccionaron 12 activos hoteleros y 1.826 habitaciones (frente a los 39 hoteles y 5.475 habitaciones del mismo periodo de 2022). Los hoteles de alta gama continuaron liderando la inversión, representando los de 5 estrellas más del 70% del total transaccionado (3 hoteles), seguido de los hoteles de 3 estrellas (15%) y de 4 estrellas (14%). Según CBRE, este trimestre el 100% del volumen se ha destinado a la inversión de activos individuales.
 

Los fondos institucionales fueron los protagonistas, al concentrar el 80% del volumen total transaccionado. En cuanto al origen, los inversores franceses dominaron el mercado con el 61% del volumen total. Por operaciones, la venta del hotel Dolce Sitges y el hotel Sofía Barcelona han representado más del 60% de la inversión hotelera total del trimestre.
 

En cuanto a la tipología de los activos, el interés inversor fue superior en los hoteles de segmento urbano, que representaron el 54% del total a través de 4 activos, frente al 46% de la inversión que se concentró el segmento vacacional mediante 8 activos.
 

Por destinos, Cataluña se posicionó como el destino favorito de los inversores este trimestre, al concentrar el 63% del volumen total (252 millones de euros a través de 3 operaciones), seguido de las Islas Canarias y Baleares, aunando cada una de ellas el 14% de la inversión, a través de 3 y 2 transacciones de hoteles, respectivamente.

Las rentabilidades prime de alquiler se mantuvieron estables durante el primer trimestre, al situarse en el 4,75% en Madrid y Barcelona y 5,75% en las Islas. Por el lado de la cartera de proyectos, se prevé la apertura de alrededor de 300 hoteles (32.000 habitaciones aproximadamente) en España hasta 2024, siendo el 25% de los mismos de gama alta (5 estrellas y 5 estrellas GL) y concentrándose en torno al 50% en Madrid, Málaga, Valencia e Islas.
 

Según Jorge Ruiz, director CBRE Hoteles Iberia, “el turismo en España está regresando a niveles de 2019 y los resultados operativos de la industria hotelera durante el primer trimestre presentaron niveles superiores a los registrados un año atrás y cifras prepandemia".
 

Sobre la tendencia inversora para los próximos meses, Ruiz ha apuntado que, "dependerá en gran medida de la evolución de los tipos, pues aunque el interés en el mercado hotelero sigue siendo alto, la incertidumbre macroeconómica y el elevado coste de financiación está ralentizando el ritmo de inversiones en el sector”.


En concreto, el ADR (precio medio por habitación ocupada) se situó en los 98,19€ (+12% vs. 1T 2022) y el RevPAR (ingreso medio por habitación disponible) alcanzó los 58,24€ (+35% vs. 1T 2022). Los mercados que mostraron un mejor comportamiento durante el trimestre en este sentido fueron Canarias, Barcelona y Madrid.
 

A nivel internacional, el informe de CBRE Global Outlook de Hoteles 2023 muestra un buen comportamiento de los resultados operativos del sector en el comienzo de año. El RevPAR se ha recuperado en la mayoría de las regiones y la tendencia es de crecimiento, impulsado por la demanda acumulada, el regreso de los viajeros procedentes de Asia y la normalización de los viajes corporativos. En Europa, el avance del RevPAR se ha visto impulsado en gran medida por el fuerte crecimiento del precio medio por habitación ocupada (ADR), especialmente en el segmento de lujo.
 

CBRE ha señalado que espera que el encarecimiento de la deuda y la desaceleración económica limiten la actividad de inversión hotelera en Europa y reduzcan las rentabilidades en la primera mitad, antes de que comience a afianzarse la recuperación en el segundo semestre.

El sector hotelero balear atrae una inversión de 56M€ hasta marzo