lunes. 28.11.2022

Los centros comerciales ya están diseñando cómo será el arranque de la campaña navideña con la vista puesta en adaptar su iluminación al actual contexto de crisis energética. El objetivo: aumentar los esfuerzos en aras de un mayor ahorro en uno de los momentos de mayores ventas del año.

Retrasar el encendido, reducir las horas de funcionamiento, cambiar las bombillas a unas de bajo consumo o racionalizar la iluminación, tanto interior como exterior, son algunas de las medidas en las que trabajan los principales operadores de centros comerciales en España en un momento marcado por la guerra de Ucrania y el cambio climático.

Unibail-Rodamco-Westfield, uno de los grandes promotores y operadores mundiales de centros comerciales, 8 de ellos en España, alineará el encendido de las luces a la política local de la ciudad en la que se ubiquen y racionalizará los horarios para que el consumo sea menor, según ha explicado a EFE.

El grupo es propietario de los centros comerciales de La Vaguada, Parquesur, Equinoccio en Madrid; de La Maquinista, Splau y Westfield Glòries en Barcelona; de Bonaire en Valencia y de Garbera en San Sebastián.

Las luces se solían encender la semana del 'Black Friday' y en horario de apertura de cada centro. Sin embargo, este año el grupo racionalizará los horarios para que el consumo sea menor y, en cualquier caso, estarán apagadas fuera del horario comercial.

Las luces navideñas de sus centros son todas de bajo consumo y, según Unibail-Rodamco-Westfield, suponen un impacto poco relevante, entorno al 0,12 % del consumo anual.

Junto a estas medidas, el grupo apaga las luces cuando los centros están cerrados; reduce un 33% la iluminación en los aparcamientos; las horas de funcionamiento de las máquinas climatizadoras; apaga las fuentes ornamentales de sus centros, o ajusta el uso de las escaleras mecánicas a los momentos de mayor demanda. Para 2030 busca recortar su consumo energético un 30 % y un 50 % las emisiones.

En el caso de la socimi Merlin Properties, que tiene 15 centros comerciales repartidos por la Comunidad de Madrid, Cataluña, Comunidad Valenciana, País Vasco, Baleares, Galicia, Andalucía y Portugal, el horario de la iluminación navideña se reducirá en dos horas, tanto interior como exterior.

El pistoletazo de salida de las luces se ajustará en cada activo y se hará coincidir con el fin de semana en el que se inicie el encendido navideño de cada ciudad.

La compañía, dueña entre otros centros de Marineda, Tres Aguas o Porto Pi, utiliza la tecnología LED de bajo consumo, aún cuando esto ha supuesto una renovación de la iluminaria que ya tenían.

Castellana Properties ha adoptado también medidas al respecto y retrasará al 9 de diciembre, tres semanas más tarde que años anteriores, el encendido de las luces de Navidad en sus seis centros comerciales (ubicados en Andalucía, Castilla y León, Comunidad Valenciana y Extremadura) y en el Parque Comercial Granaita, en Granada.

Además, durante la temporada navideña parte de los centros comerciales de la firma encenderán las luces en horario reducido, a partir de las 16:00 horas y hasta el cierre.

Lar España ha adoptado también medidas de sostenibilidad y eficiencia energética en el conjunto de sus 14 centros y parques comerciales para aplicar en tiempo y forma los nuevos requisitos y las recientes decisiones adoptadas por el Gobierno.

La compañía, que suma 9 centros comerciales repartidos por Galicia, Castilla y León, Andalucía, Cataluña, Comunidad Valenciana y Castilla-La Mancha, ha reducido en los seis primeros meses del año más de un 12 % su consumo de energía y ha aplicado un plan de ahorro de eficiencia energética.

Los centros comerciales se aprietan el cinturón con el alumbrado navideño
Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad