miércoles. 29.05.2024

La morosidad de los créditos concedidos por la banca española volvió a bajar en febrero al 3,55%, tras un ligero repunte en enero, gracias a que el saldo de préstamos impagados siguió reduciéndose, según los datos publicados este lunes por el Banco de España.

A pesar de que la cartera crediticia era de 1,199 billones de euros a finales de febrero, por debajo de los 1,204 billones de enero, la morosidad retrocedió porque los créditos morosos cayeron 1.264 millones, hasta los 48.232 millones.

En comparación con febrero de 2022, la morosidad del crédito ha pasado del 4,31% de entonces al 3,55% de febrero de 2023 y el saldo de dudosos ha mermado casi 9.600 millones.

Además del dato total del sector, el Banco de España publica cada mes la morosidad agregada de bancos, cajas y cooperativas (cajas rurales), por un lado, y, por otro, la de las financieras de consumo.

La morosidad de bancos, cajas y cooperativas bajó en febrero, al pasar del 3,48% de enero al 3,46% de febrero, gracias a que el saldo de impagados siguió reduciéndose, hasta los 39.821 millones.

Sin embargo, en las financieras de consumo, la ratio de morosidad subió al 6,04%, con un volumen de dudosos de 2.585 millones, por debajo de los 2.615 millones de enero, y una cartera crediticia que se redujo hasta los 42.792 millones. 

La morosidad de la banca sigue cayendo: un 3,5% en febrero
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad