domingo. 23.06.2024

La cifra de turistas nacionales y extranjeros que visitaron Baleares el pasado marzo fue de 233.738, un 15,4% más en un año, y realizaron 966.435 pernoctaciones en las islas, que supone un aumento interanual del 18,2%.


Del total de viajeros que visitaron las islas durante el tercer mes de este año, 170.740 fueron extranjeros y 62.997 turistas nacionales, según los datos de la encuesta "Coyuntura Turística Hotelera (EOH/IPH/IRSH)", difundida este lunes por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Baleares, con el 53,3%, registra en marzo el tercer mayor grado de ocupación por plazas, tan por detrás de la Comunidad de Madrid (56%) y Canarias (71,1%).
 

En el país, las pernoctaciones en establecimientos hoteleros subieron en marzo un 17,1% frente al mismo mes del año anterior, hasta más de 20,6 millones, al tiempo que los precios crecieron un 10,5%, y acumulan 22 meses de subidas continuadas.
 

Los viajeros no residentes hicieron 12,6 millones de noches y los nacionales, ocho millones.
 

Durante los tres primeros meses de 2023 las pernoctaciones se incrementaron un 26,6% respecto al mismo periodo del año anterior y alcanzan un nivel similar al de ese periodo de 2019, antes de la pandemia.
 

Las noches hoteleras consumidas en marzo se sitúan algo menos de un millón por debajo de las cifras precovid, que se podrán superar en el mes de abril por el impulso de la Semana Santa, dado que los hoteleros previeron cifras más elevadas que entonces.
 



También los precios se colocan por encima de antes de la pandemia, con aumentos consecutivos durante 22 meses, prácticamente todos en tasas superiores al 10% e incluso con valores cercanos al 30 % en abril del año pasado.
 

El sector explica esta subida por la necesidad de recuperar lo perdido en la pandemia, por la fortaleza de la demanda y por el reposicionamiento hacia categorías superiores.
 

Sin embargo, en marzo el mayor aumento se dio en los hostales de una estrella (18,3%), seguidos de los hostales de dos y tres estrellas (13 %). Los hoteles de cinco estrellas subieron un 8,6 %, los de cuatro estrellas un 10,3% y los de tres, un 11,7%.
 

Por comunidades autónomas, las mayores subidas de precios hoteleros respecto a marzo de 2022 se dieron en Cataluña (18,2%) y Melilla (13,5%), en tanto que la menor subida se la anotó Cantabria (0,3%).
 

La facturación media diaria de los hoteles por cada habitación ocupada (ADR en inglés) fue de 99,3 euros en marzo, lo que supone un aumento del 11% respecto al mismo mes de 2022.
 

Por su parte, el ingreso medio diario por habitación disponible (RevPAR en inglés) -condicionado por la ocupación y que aproxima mejor la rentabilidad- alcanzó los 62,2 euros, con una subida del 23,8%.
 

El punto turístico con mayor ADR (172,5 euros) fue Alto Arán, en Lérida, coincidiendo con la temporada de esquí, mientras que el mayor RevPAR se dio en Adeje (Tenerife), en plena temporada alta en las islas, con 148,9 euros.



La estancia media descendió un 4% respecto a marzo de 2022, situándose en 2,8 pernoctaciones por viajero.

Los viajeros procedentes de Reino Unido y Alemania concentran el 23,5% y el 18,1%, respectivamente, del total de pernoctaciones de no residentes en establecimientos hoteleros en marzo.
 

Las noches consumidas por los viajeros procedentes de Francia, Estados Unidos y Italia (los siguientes mercados emisores) suponen el 6,7%, 5,3% y 4,6% del total, respectivamente.
 

Marzo turístico en Baleares: un 15% más de turistas y un 18% más de pernoctaciones
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad