lunes. 15.04.2024

Más de 60 entidades financieras permanecen adheridas al Código de Buenas Prácticas Hipotecarias para deudores hipotecarios en riesgo de vulnerabilidad tras la reforma del pasado mes de diciembre, que eliminó comisiones por retirada de efectivo en cajeros para mayores y personas con discapacidad.
 

Según publica este martes el Boletín Oficial del Estado (BOE), entre las principales entidades que respaldan este código se encuentran Caixabank, BBVA, Santander, Banco de Sabadell, Bankinter, Unicaja, ING España, Deutsche Bank, Kutxabank, Ibercaja, Evo Banco, Abanca, Cajasur, Cajamar, Open Bank o Banco Caminos, a las que se suman otras firmas, especialmente cajas rurales.
 

El Real Decreto-ley de marzo de 2012, de medidas urgentes de protección de deudores hipotecarios sin recursos, establece una serie de mecanismos para permitir la reestructuración de la deuda hipotecaria de quienes padecen extraordinarias dificultades para atender su pago.
 

El decreto ha sido modificado en varias ocasiones, la última de ellas en diciembre de 2023, cuando el Consejo de Ministros aprobó eliminar el cobro de comisiones a los mayores de 65 años y a las personas con discapacidad por retirar dinero en efectivo en ventanilla en las entidades financieras.


El Código incluye tres fases de actuación, la primera de las cuales está dirigida a procurar la reestructuración viable de la deuda hipotecaria a través de la aplicación a los préstamos o créditos de una carencia en la amortización de capital, y una reducción del tipo de interés durante cinco años y la ampliación del plazo total de amortización.

Más de 60 entidades financieras se han adherido al Código de Buenas Prácticas Hipotecarias