miércoles. 24.04.2024

Modernizar la iluminación pública, bajar la emisión de CO2 y consumir menos electricidad, estas tres líneas estratégicas son las que se priorizan desde el Ajuntament de Llucmajor para conseguir uno de los objetivos que se han marcado durante la legislatura, ser un municipio más sostenible.

Durante estos años, el Ajuntament de Llucmajor ha sustituido un 60% de sus luminarias, siendo las nuevas de tecnología LED, lo que hace que al sustituir las antiguas luminarias de vapor de sodio, se reduzca considerablemente el nivel de emisiones.

Hasta el momento se han cambiado el 60% de las luminarias del municipio, esto significa que se han sustituido cerca de 4.000 de diferentes zonas de Llucmajor.

Concretamente las luminarias de las urbanizaciones de Maioris, Badia Blava, Son Verí Nou están ya o a punto de ser al 100% LED, y próximamente se iniciarán las sustituciones en otras zonas como Son Verí, diferentes sectores del polígono industrial, Llucmajor pueblo, Avenida Ocells, etc.

Además, esta tecnología supone un ahorro en el consumo eléctrico, consiguiendo, de este modo, una optimización del gasto en este sentido.

En el periodo comprendido entre los años 2019 y 2022 se han cambiado, además, el 50% de los cuadros de control del municipio y diferentes sistemas de ahorro eléctrico como pérgolas fotovoltáicas o instalación de puntos de recarga para vehículos eléctricos y se han llevado a cabo acciones como la substitución de células fotoeléctricas por relojes astronómicos o la substitución progresiva de vehículos de la flota municipal por vehículos eléctricos o híbridos enchufables.

Para el alcalde Éric Jareño, “el cambio en las luminarias del municipio no supone sólo un ahorro en la factura de la electricidad importante, sino que también nos ayuda a conseguir unos niveles de contaminación menos elevados que contribuyen a la lucha contra el cambio climático, además, la tecnología LED ofrece más potencia con un menor gasto de energía, lumínica, lo que contribuye a una mayor seguridad para nuestros vecinos y vecinas. Para nosotros es cumplir uno de los compromisos de la Agenda 2030 y de nuestra legislatura”.

Además añadió que “debido al incremento de los precios de la electricidad, sin esta apuesta por la modernización del alumbrado, sería muy traumático asumir el incremento de la factura eléctrica con la antigua tecnología”.

En declaraciones de Guillermo Roig, Regidor de Urbanismo y Medioambiente “desde el Ajuntament se están haciendo importantes esfuerzos en la renovación de unas luminarias que, en muchos casos estaban en mal estado, lo que suponía un consumo y unos niveles de emisiones más elevados”.

Llucmajor reduce las emisiones de CO2 en más de 90 toneladas gracias al cambio de...
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad