domingo. 14.08.2022

Iberia no indemniza

Soy muy poco dado a contar experiencias personales en esta columna pero por una vez voy a hacer una excepción sobre todo pensando en que algunos o muchos de vosotros os sentiréis identificados en como NO debe proceder una gran empresa hacia sus clientes.

Voy a hablaros de Iberia. La que hasta este año presumía de ser la aerolinea más puntual del mundo ha caído en picado en este ranking pero para mí, personalmente, ha caído mucho más en una virtual clasificación sobre señorío, cercanía y agilidad, al menos en lo relativo a gestión de retrasos y atención al público se refiere.

 

El pasado 13 de diciembre emprendi con mi mujer un viaje a Nueva York y Riviera Maya. Tanto la ida hacia Estados Unidos como el posterior traslado a México fueron placenteros y sin novedad. El problema surgió el 23 de noviembre a la hora de articular la vuelta hacia España. Tomamos un avión de Cancún a Miami con American Airlines facturando maletas que debían llegar directamente a Mallorca.

 

Llegamos a Miami sin problemas y desde allí teníamos que tomar un avión de Iberia a las 19 horas para llegar a Madrid y posteriormente desde allí a las 10,45 embarcar a otro hasta Mallorca.

Pues bien, al llegar a Miami se nos indica por el personal del aeropuerto que el vuelo lleva retraso. Desde allí nos encaminamos a los mostradores de Iberia donde había una cola enorme y una dotación de personal desbordada por el alud de gente.

 

Después de esperar nuestro turno se nos informa que el avión saldrá a las 11 de la noche. No se nos dan motivos ni argumentos. No se nos genera un billete nuevo ni para Madrid ni para Mallorca por que había problemas informáticos. Eso si, amablemente se nos dió un vale para cenar. También se nos dice que no podemos presentar reclamación por retraso por escrito y que se tiene que formalizar via internet.

 

A la hora estimada para ir a las puertas de embarque nos dirigimos a la que estava prevista para nuestro avión pero a la hora de embarcar se nos dice que no estamos en la lista y que nuestro avión saldrá a las 12 de la noche. Se nos obliga a atravesar de nuevo medio aeropuerto para llegar corriendo a la puerta en la que, finalmente el avión no saldría hasta la 1 de la madrugada.

 

Después de un vuelo placentero de 8 horas llegamos a Madrid tarde, con un billete de enlace que no era real ya que nuestro vuelo a Mallorca había salido. Tuvimos que ir hasta un mostrador de Iberia en donde nos dijeron que estábamos 'colocados' en un vuelo que salía al cabo de media hora (y nosotros sin saberlo y sin tener tiempo de cogerlo). Finalmente nos recolocaron a las 22,30 de la noche en el último vuelo.

 

Teníamos que llegar a Mallorca a las 12 del mediodía y lo hicimos a la 1 de la madrugada.

 

Después de finalizar toda esta peripecia. Formulamos reclamación de compensación por 600 euros tal y como marca la ley. Pues Iberia desestima la reclamación y ahora nos vamos a meter en una demanda judicial para obtener esta compensación.

 

Para que narices existen las leyes si las aerolineas se las pueden saltar para obligar a sus clientes a tener que llegar a juicio y adelantar más dinero de nuestros bolsillos. No es justo, ni procedente y se tendría que ser mucho más duro con las empresas que no cumplan con sus obligaciones. Probablemente cobraremos nuestras indemnizaciones pero dios sabe cuando. Una auténtica vergüenza.

Iberia no indemniza
Comentarios