martes. 07.02.2023

Hey ho, let’s go! Cómo comprarte tus “zapas” favoritas sin remordimientos

Papá Noel, Reyes y ahora rebajas. Toda una tentación en la que es difícil no caer para permitirte ese capricho que lleva meses rondando por tu cabeza.

 

Las ahora denominadas sneakers (para mí, los tenis de toda la vida) se han convertido en un artículo de lujo que pueden llegar a alcanzar precios astronómicos. Un fan de Kanye West llegó a pagar 1,5 millones de euros por unas Nike Air Yeezy 1 que el rapero llevó en los premios Grammy del 2008. ¿Os imagináis? ¡Pagar un millón y medio de euros por unos tenis! Menuda locura…

 

Si nos fijamos bien en los pies de toda/o fashion que se precie, cada vez son más quienes calzan un modelo concreto: Las “Converse Chuck Taylor All Star”. Éstas y no otras (en todos sus formatos) han sido el producto más buscado a lo largo del 2021.

 

Unas zapas cuyo origen se remonta a 1917 y cuyo precio ronda aproximadamente los 100 euros. ¿100 euros por unas zapatillas de tela y goma? Bueno, es un capricho y como tal si hacemos bien los deberes en nuestra planificación financiera, nos lo podemos permitir.

 

Ya os dije que no hay un mes en concreto para ponerse a ordenar nuestros ingresos y gastos, aunque enero suele ser el idóneo por aquello de empezar tu contabilidad desde el primer mes. Pero no os agobiéis, cualquiera puede ser un buen momento para hacerlo. Eso sí, sin dormirse que nos conocemos…

 

El “truco del almendruco” es tener en tu planificación un apartado en el que incluyas esos caprichos como un gasto más. Si ya lo tienes planificado, es dinero que sacas de tu presupuesto y lo destinas a lo que te apetece.

 

No se trata de renunciar a lo que nos gusta, sino de tenerlo previsto y poder gastar ese dinero cuando queramos sin remordimientos.

 

Lo más importante cuando organizamos nuestros gastos es ponerles nombre. En el momento en que lo hacemos, ya lo visualizamos y ese es el empujoncito que necesitamos para conseguir ahorrar el dinero destinado a ello.

 

Por ejemplo, si destinamos una partida de nuestro presupuesto a “Caprichos”, dentro de esa partida podemos poner el subtítulo de “Mis zapas Converse”. Es una manera de seducir a nuestro cerebro para que activemos el modo “Ahorro”.

 

Seguro que más de uno/a os preguntáis ¿Cómo voy a ahorrar si no llego a fin de mes? Algunos consejos que a mí me sirven:

  1. Tranquilidad, no hay que agobiarse. Aquí se trata de crear un hábito por el que sin darte cuenta vayas guardando en tu hucha por ejemplo las vueltas del café.
  2. No importa la cantidad, lo importante es ahorrar.
  3. Si ahorras en el momento en el que cobras, será más fácil que hacerlo a final de mes.
  4. Busca objetivos que te hagan feliz: Ahorrar para reparar el coche no mola nada. Eso no va a la columna de “Caprichos” sino a la de “Imprevistos” o mejor aún “Reparaciones coche”.
  5. “Querer es poder”. En el cole las monjas nos lo repetían a todas horas y es uno de mis mantras. No basta con proponerse ahorrar: Hay que querer hacerlo de verdad.

 

Os diré que hace años me encapriché de unas Converse All Star edición limitada en uno de los viajes con mi banda de rock (creo que fue en Madrid) y desde entonces me han acompañado muchas veces. Un calzado que han llevado Nirvana, Slash o Ramones… ¿Cómo no iba a llevarlo yo? Me encantan, me lo pude permitir y las compré.

 

Ahora yo os pregunto: ¿Cuál es vuestro capricho? ¿Os lo podéis permitir? Pensar en ello ¿Os hace felices? Pues… “Hey ho, let’s go!

Hey ho, let’s go! Cómo comprarte tus “zapas” favoritas sin remordimientos
Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad