lunes. 05.12.2022
RESTAURACIÓN

ADOPUMA muestra su apoyo al chiringuito Can Lluc de Cala Deià ante su posible cierre

Demarcación de Costas se plantea no renovar la concesión de su terraza, como ha hecho con muchos otros restaurantes del litoral balear

La Asociación de Empresarios de Concesiones y Explotaciones de Servicios Temporales en el Dominio Público Marítimo-Terrestre de Mallorca (Adopuma), quiere mostrar su total apoyo al Restaurante Can Lluc, en Cala Deià, ante la pretensión de la Demarcación de Costas de Baleares de no prorrogar la concesión de su terraza, que caduca el año próximo. 

La situación de este emblemático establecimiento, "con décadas de historia y plenamente integrado en el entorno de Cala Deià" es idéntica a la de otros muchos establecimientos del litoral mallorquín y balear, "que ahora están en grave peligro de desaparecer por las decisiones inexplicables que adopta Demarcación de Costas, muchas veces con el apoyo de la Conselleria de Medi Ambient i Territori del Govern de les Illes Balears", afirman desde la asociación. 

Como afirma el alcalde de Deià, Lluis Apesteguia, Can Lluc y su terraza forman parte del paisaje de Cala Deià desde hace décadas, sin que su actividad tenga la menor afectación negativa sobre el medioambiente. Es justamente al contrario, porque este concesionario, como tantos otros, es el principal interesado en proteger el patrimonio natural en el que se asienta y, por tanto, se encargan de limpiar y recoger los residuos junto al otro establecimiento de la cala.

Como en otros casos que ADOPUMA ya ha denunciado, "Costas pone en peligro un buen número de puestos de trabajo estables que el restaurante Can Lluc genera con su actividad, algo que tiene gran importancia en un municipio pequeño como Deià", aseguran.

Además, remarcan, "realizan una función muy importante de punto de primeros auxilios en casos de accidente de algún bañista o visitante de la cala, sin que el consistorio deba prestar este costoso servicio en un lugar de gran afluencia de turistas en temporada alta".

"Al parecer, todos estos factores son nuevamente ignorados por la Demarcación de Costas, incomprensiblemente decidida a poner en grave peligro de desaparición a los chiringuitos". 

Por ello, ADOPUMA reclama que Costas encuentre una solución que permita la actividad de los negocios de litoral que vienen trabajando con una concesión desde hace décadas. “No pedimos más permisos ni más licencias, sino que dejen seguir trabajando a los ya existentes”, ha recordado el portavoz de Adopuma, Jaume Perelló. 

ADOPUMA está en conversaciones con el Govern de les Illes Balears para encontrar una solución a esta problemática que ya afecta gravemente a decenas de concesionarios en Mallorca, Menorca, Eivissa y Formentera. 

Es por ello que esta Asociación insiste en reclamar el traspaso de competencias de Demarcación de Costas al Govern, "a fin de simplificar la burocracia que afecta al sector y reducir las administraciones que intervienen en la toma de decisiones", finalizan.

ADOPUMA muestra su apoyo al chiringuito Can Lluc de Cala Deià ante su posible cierre
Comentarios
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad