jueves. 25.07.2024

En Baleares se firmaron 36.429 contratos en hostelería durante el primer cuatrimestre del año, frente a los 42.268 registrados el año pasado, lo que se traduce en una caída del 13,8%, 6,1 puntos menos acusada que la media nacional (-19,9%). El volumen de contratos registrado en Baleares supone el 4,8% del total que se han rubricado en España.

Estos son algunos de los datos ofrecidos por la empresa de recursos humanos Randstad que ha analizado el comportamiento del mercado laboral en el sector de la hostelería. Para ello, ha comparado las cifras proporcionadas por el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) desde hace diez años.

A nivel nacional, el estudio de Randstad revela que la hostelería ha generado 754.545 contratos, un 19,9% menos que hace un año, cuando se firmaron 941.904, un mes después de la entrada en vigor de la reforma laboral, el 30 de marzo de 2022.

Este volumen es apenas un 1,2% inferior al mismo periodo de 2020, que coincide con la irrupción de la pandemia, periodo en el que se registraron 764.062 rúbricas. De hecho, estudiando la evolución de los primeros cuatro meses de los últimos diez años, se observa que este indicador sectorial no dejó de crecer hasta el 2019, cuando se registraron alrededor de 1.264.587 contratos, la mayor cifra del periodo estudiado.

Con el comienzo de crisis sanitaria al año siguiente, este volumen comenzó a descender, hasta desplomarse en 2021, con 396.657 contratos en hostelería. Al año siguiente, en 2022, las firmas en el sector crecieron hasta las 941.904 firmas, para después reducirse un 19,9%, registrando los cerca de 754.545 contratos actuales.

Analizando el comportamiento de la contratación durante los últimos doce meses se concluye que, a pesar de la entrada en vigor de la reforma laboral, el volumen de los contratos continuó creciendo con motivo del comienzo de la campaña estival del año pasado. Pero a partir de junio, experimentó una tendencia de decrecimiento, exceptuando un ligero ascenso en septiembre de 2022. Ya en enero de este año se registró el volumen más bajo de este periodo, 142.666 firmas, obteniendo desde entonces una tendencia de incrementos en los volúmenes de contratación. 

A pesar de la reducción del volumen de contratos, influenciada por la reforma laboral y la irrupción de la figura del fijo discontinuo, la evolución de la afiliación a la Seguridad Social en el sector de la hostelería se ha mantenido estable en el último año.

De hecho, durante el pasado abril, la Seguridad Social contaba con 1.813.908 afiliados en el sector de la hostelería, tanto en régimen general como en el de autónomos, un 6,2% más que el mismo mes de hace un año, cuando se contabilizaron 1.707.732. Revisando la evolución de la afiliación en el sector desde el comienzo de 2022, destaca que durante el pasado verano se alcanzaron los mayores volúmenes. Además, desde el arranque de 2023 este indicador no ha dejado de crecer, hasta superar los 1,8 millones de afiliados, la segunda mayor cifra del periodo estudiado.

El estudio de Randstad también ha tenido en cuenta la comunidad donde se han firmado los contratos en hostelería durante este cuatrimestre. Canarias (-9%), Euskadi (-11,3%) y Catalunya (-12,4%) registran las caídas más discretas con respecto al año pasado. Con descensos menos pronunciadas que la media nacional (-19,9%), también se encuentran Baleares (-13,8%), Comunidad de Madrid (14,3%), Castilla y León (-16,7%), Aragón (-17,5%) y Galicia (-18,2%).

Con descensos mayores a la tasa nacional se encuentran Comunitat Valenciana (-21%), La Rioja (-23,2%), Navarra (-23,2%), Asturias (-24,8%), la Región de Murcia (-27,4%) y Andalucía (-28,1%). Las caídas más pronunciadas, mayores al 30%, tuvieron lugar en Castilla-La Mancha (-30%), Cantabria (-30,7%) y Extremadura (-34,9%).

Escasez de talento, un peligro para el sector

Las empresas del sector continúan detectando ciertos problemas para encontrar profesionales, en especial en momentos de gran actividad, como durante la reciente campaña de Semana Santa, y en lugares con alta demanda.

Para evitar esta escasez de talento, que tanto lastra la recuperación de las empresas y por ende, la de la economía nacional, es fundamental que las empresas sean conscientes y den respuesta a lo que demandan los profesionales.

Precisamente, el informe Randstad Employer Brand Research, dedicado a conocer aquellos requisitos que los trabajadores valoran más a la hora de trabajar en una empresa, señala que, tras el salario, los candidatos buscan cada vez más las posibilidades de conciliación, seguida por una serie de factores que tienen más que ver con la calidad de vida, como el ambiente de trabajo, la seguridad laboral y el desarrollo profesional, entre otras.

Cuidado: La contratación en hostelería en Baleares cayó un 13,8% en lo que llevamos de año