sábado. 15.06.2024

La presidenta del Govern, Francina Armengol, acompañada del conseller de Modelo Económico, Turismo y Trabajo, Iago Negueruela, ha presentado, junto con representantes sindicales y empresariales del sector turístico, la nueva metodología elaborada por el IBASSAL para medir la carga de trabajo de las camareras de piso.

Esta metodología, pionera en todo el Estado, es de obligatorio cumplimiento para los establecimientos turísticos desde esta temporada, puesto que se incorporó dentro de los acuerdos del nuevo Convenio colectivo de hostelería. La presidenta del Govern ha asegurado que esta es una «iniciativa que nos vuelve a situar como pioneros de aquello que nos hace más justos: trabajar por la salud laboral de las camareras de piso».

Armengol ha recordado que la metodología que hoy se presenta «es una de las reivindicaciones históricas de los sindicatos» y acompaña a una «nueva ley turística que hace hincapié en los trabajadores y trabajadoras de la hostelería». Finalmente, la presidenta ha afirmado que «para ser líder en cuestiones económicas, las empresas tienen que funcionar bien y no hay ninguna que lo haga si no hay buenos trabajadores y trabajadoras, pero no hay buenos trabajadores y trabajadoras si no hay buenas condiciones laborales».

El estudio, que ha elaborado el IBASSAL junto con los agentes económicos y sociales más representativos de las Islas, supone el primer trabajo de estas características en toda España para medir las cargas de trabajo de las camareras de piso, y da respuesta a una reivindicación histórica: mejorar sus condiciones de trabajo.

La metodología, acordada con las patronales hoteleras (FEHM, ASHOME y FEHIF) y las federaciones de servicios de UGT y CCOO, permitirá determinar la carga de trabajo de las camareras de piso en condiciones de salud laboral: desde cuántas habitaciones y tareas son las que podrán asumir en una jornada, hasta las condiciones de seguridad y salud adecuadas en las que se tienen que desarrollar estas tareas.

Cada establecimiento tendrá que hacer un estudio que determine el tiempo de trabajo de las camareras de piso, en función de los parámetros específicos de cada centro de trabajo (dimensiones y tipología de las habitaciones, categoría del establecimiento...).

De forma resumida, el análisis de métodos y tiempos de trabajo de las camareras de piso consta de cuatro fases.

En primer lugar, se tiene que constituir un grupo de trabajo paritario de aplicación de la metodología. El grupo está formado por representados de la empresa, representación legal de las personas trabajadoras (y, en caso de no existir, los trabajadores y trabajadoras podrán solicitar la participación de representantes sindicales), trabajadores y trabajadoras de los puestos de trabajo analizados y de los mandos intermedios y representantes de los servicios de prevención de riesgos laborales.

En una segunda fase se hace un análisis del método de trabajo, que definirá un método seguro y saludable desde un punto de vista preventivo que tiene que reflejar las tareas, la forma en que se ejecutan y los equipos utilizados. La Inspección de Trabajo podrá intervenir para que se defina correctamente el método de trabajo.

Una vez definidos los procesos de trabajo de acuerdo con los aspectos preventivos, la tercera fase es el establecimiento de los «tiempos tipos» que necesita una camarera de piso para la limpieza de las habitaciones. Se aplicará una fórmula estadística de la Organización Mundial del Trabajo para determinar el número de mediciones.

Para las mediciones se tendrán en cuenta diferentes aspectos: el tipo de habitación, el tipo de limpieza, la jornada laboral, los suplementos de tiempos por fatiga o las necesidades personales...

Finalmente, con este estudio quedará fijada la carga de trabajo a realizar (número de habitaciones y tareas) para cada camarera de piso. La Inspección de Trabajo controlará la buena aplicación de la metodología y, si no se cumple corregirá o sancionará, si es el caso.

Las camareras de piso ya tienen una fórmula para calcular su carga de trabajo