lunes. 15.04.2024

El estudio Talent Trends 2023, presentado en Palma por Víctor Cabrera, Senior Director de Michael Page, revela que en la actualidad la mayoría de empleados están abiertos a un cambio profesional por lo que se vuelve necesario “trabajar sobre las estrategias para la atracción y fidelización del talento”.

En el marco de la asamblea general de la Associació Balear de l’Empresa Familiar (ABEF), que ha tenido lugar en el hotel Innside by Meliá Palma Bosque y ha contado con la presencia de Andrés Sendagorta, presidente del Instituto Familiar de la Empresa Familiar, Cabrera ha compartido con los presentes las principales conclusiones de un informe mundial en el que han participado cerca de 70.000 profesionales.

“Lo que vemos es que la lealtad laboral es ahora la excepción y no la regla, y que incluso los trabajadores satisfechos en términos generales no cierran la puerta a buscar mejores oportunidades”, ha afirmado. Según Talent Trends 2023, el 92 % de los trabajadores estaría abierto a nuevas oportunidades profesionales.

“El incesante ciclo de renuncias no disminuirá”, ha indicado el director de Michael Page, quien ha hecho énfasis también en que “el equilibrio entre la vida personal y profesional es el factor que más influye en la satisfacción laboral. Por encima, incluso, del salario u otros beneficios”.

Tanto es así, que 7 de cada 10 personas elegirían la salud mental y el equilibrio entre la vida laboral y personal por encima del éxito profesional. No obstante, entre los factores que más valoran los empleados de cara a un cambio profesional, se encuentran –por este orden– la remuneración, el desarrollo profesional y la flexibilidad”.

Ante este nuevo paradigma –“el mayor enfoque transaccional del trabajo”, ha apuntado–, en el que “el candidato está dispuesto a ofrecer en base a lo que recibe de la compañía y va a ver más atractivo una nueva oportunidad laboral que, incluso, pedir una subida salarial”, Víctor Cabrera ha querido dar una serie de recomendaciones a las organizaciones, que “deben implementar estrategias de atracción y fidelización del talento para evitar la fuga”.

Así, ha alentado a las empresas a replantear su modelo de gestión del talento porque “la falta de lealtad implica que la contratación tenga que ser más frecuente”. También les ha exhortado a “realizar una comparativa salarial” para asegurarse de que están remunerando bien a sus plantillas y, sobre todo, “reconsiderar la propuesta de valor de la compañía” para “crear una experiencia única” capaz de fidelizar talento.

Esther Vidal, presidenta de la Associació Balear de l’Empresa Familiar, ha apuntado en esta línea: “Ahora nos toca trabajar más en la retención del talento, crear nuevos entornos para facilitar la conciliación de la vida personal, familiar y laboral, y presentar fórmulas innovadoras y valientes que pongan a nuestras empresas y nuestras islas como ejemplo de buen hacer, que hagan de nuestras islas lugares deseables de concentración del talento”.

En el discurso inaugural de la asamblea, Vidal ha subrayado que se trata de “la transformación más profunda de la cultura del trabajo en una generación” y ha recuperado el lema del último Congreso Nacional de la Empresa Familiar (“La fuerza de las personas”):

“Somos las personas las que con nuestro talento, riesgos, resiliencia e ilusión conformamos el ecosistema de la empresa familiar”, ha recordado. También ha hecho alusión a la “inquietud generalizada” que vive la empresa familiar por “una coyuntura política excesivamente crispada y llena de incertidumbres, y las amenazas que para el empleo y la supervivencia de muchas empresas suponen los anuncios de nuevos impuestos y cambios en la contratación y la jornada laboral”.

En la posterior mesa redonda, “Cómo fidelizar el nuevo talento en el mercado actual”, Andrés Sendagorta ha puesto el acento en la importancia de las personas para las empresas familiares y en la necesidad de atraer y retener talento, con políticas de conciliación de la vida familiar y personal con la vida profesional y flexibilidad en el trabajo; todo ello compatible con el esfuerzo, la constancia y el trabajo bien hecho.

“Si las empresas familiares lo hacen bien, pueden tener una ventaja competitiva a la hora de atraer personas de valía a sus empresas. La batalla de aquí a futuro va a ser atraer talento”, ha resaltado.

Por su parte, Carmen Sampol, CEO de Grupo Sampol, ha remarcado: “Tenemos la generación mejor desarrollada intelectualmente de la historia con una gran cantidad de talento, esfuerzo y formación, que nos ha tocado exportar y debemos retener”.

El tercer participante, Gabriel Llobera, Development Manager de Garden Hotels, ha explicado la visión y el enfoque del talento en su compañía, con iniciativas como la Garden Academy o el programa Level UP. “Una cultura corporativa sólida contribuye significativamente a la retención del talento al proporcionar un ambiente donde los empleados se sienten valorados y conectados con la misión de la empresa”, ha destacado.  

La empresa familiar se conjura para retener el talento en Baleares