domingo. 21.07.2024

·         Esther Vidal: “Debemos reclamar traspasos diligentes y colaborativos, pactos de estabilidad en los gobiernos que transmitan confianza en las instituciones para que fluya la inversión, la creación de empleo y la atracción de talento”

·   

La Associació Balear de l’Empresa Familiar (ABEF) ha celebrado por primera vez la asamblea general de socios en la isla de Menorca, que ha contado con la presencia de la presidenta de la entidad, Esther Vidal; Celia Torrebadella, directora territorial de Banco Santander, patrocinador del evento; y Luis Alejandre Sintes, General de Ejército (cuatro estrellas) retirado y presidente de la Fundación Hospital de la Isla del Rey. Al acto, que ha tenido lugar en la Isla del Rey, han asistido asimismo más de noventa representantes de las empresas familiares de las islas.

Esther Vidal ha inaugurado la cita con un discurso en el que ha analizado la situación política que atraviesa el país. “Asistimos a un momento histórico en el que oportunamente hemos de hacernos oír como empresarios familiares reclamando traspasos diligentes y colaborativos, pactos de estabilidad en los gobiernos que transmitan confianza en las instituciones para que fluya la inversión, la creación de empleo y la atracción de talento”, ha apuntado.

En la misma línea, ha remarcado: “Es el momento de reclamar que se nos escuche como polos de creación de empleo y de riqueza”.

Vidal ha apelado además a la responsabilidad a la hora de trabajar por el bien común: “Es hora de demandar programas de gobierno que prevean soluciones a los retos a largo plazo, programas que construyan sobre lo ya hecho, y que se prevea los efectos que puede tener sobre las empresas y la economía cualquier normativa que esté en ciernes de proponerse y aprobarse.

Del mismo modo, la presidenta ha pedido “mesura en el gasto público y control de la inflación, que sigue golpeando nuestros balances pero también los presupuestos domésticos de las familias”.

Una educación más conectada con la realidad

Durante la exposición y tras dar la bienvenida a los nuevos socios de la ABEF (Construcciones Bartolomé Ramón, Hormort y Mar Hotels Group), Esther Vidal ha puesto el acento en el actual sistema educativo. “Necesitamos jóvenes con expectativas e ilusión de futuro, interesados por crecer como personas y también como sociedad. Pero para ello, debemos dotarlos de conocimientos y herramientas útiles que les hagan sentirse parte de un proyecto común y los capaciten para asumir retos tan apremiantes como la digitalización, la Inteligencia Artificial o la robotización”, ha señalado.

Combatir la falta de mano de obra cualificada

Otro de los fenómenos que no ha querido pasar por alto la máxima representante de la ABEF es la escasez de mano de obra cualificada, una circunstancia que ha atribuido al “desajuste evidente entre el mercado laboral y la formación” y que “compromete directamente nuestra competitividad, productividad y, por ende, evolución”, ha declarado. Desde las empresas familiares, Vidal ha instado a sus dirigentes a “remunerar bien el talento y poner énfasis en las virtudes que definen las empresas familiares, que tienen que ver con el cuidado del capital humano, la estabilidad, la flexibilidad y la visión a largo plazo”.

Las claves del liderazgo actual

Luis Alejandre Sintes ha compartido con los asistentes su visión sobre los liderazgos actuales, para lo que se ha servido de un reciente libro del político estadounidense Kissinger y de las últimas doctrinas del Ejército.

Siguiendo un símil náutico, Alejandre se ha detenido en tres tipos de liderazgo: el modelo activo de navegación a remo, en el que “un patrón marca el ritmo y los remeros obedecen al unísono (dirección por instrucciones)”; el modelo de la vela, en que “cada marinero tiene diferentes tareas que se ejecutan coordinadamente a las órdenes de un patrón (dirección por objetivos) y, finalmente, el modelo del mundo del rafting, en el que “cada remero actúa de forma independiente acorde con el propósito de todos, mientras el jefe (timonel), que previamente ha consolidado el equipo, va dando ánimos”. Para Alejandre, este debe ser el modelo de referencia “en un mundo caracterizado por su volatilidad, incertidumbre y complejidad”.

“Conscientes de que este siglo XXI y su velocidad han cambiado muchos parámetros, el buen líder articulará su organización como un auténtico equipo de equipos, donde los líderes de cada uno de ellos estarán comprometidos con el propósito general, superando el pasado en el que estaban sujetos a detallados procedimientos”, ha concluido.

La empresa familiar de Baleares reclama que se les escuche como creadores de empleo y...