jueves. 18.04.2024

El Ministerio de Vivienda y Agenda Urbana ha publicado este viernes las resoluciones por las que se determina y aprueba el nuevo índice de precios de referencia para limitar los alquileres y se declaran tensionados 140 municipios catalanes durante un periodo de tres años.

Tras publicarse en el Boletín Oficial del Estado (BOE), y después de someterse a participación pública, ambas resoluciones de la Secretaría de Estado de Vivienda y Agenda Urbana tendrán efectos desde mañana. Contra las mismas se podrá interponer un recurso de reposición ante dicha secretaría en el plazo de un mes o un recurso contencioso-administrativo en la Audiencia Nacional en dos meses.

De esta forma, se pone en marcha el nuevo índice -que desde el 27 de febrero se puede consultar en la web del Ministerio- y con el que el Gobierno busca abaratar los precios de los alquileres en las zonas tensionadas, medida estrella de la Ley de Vivienda que entró en vigor en mayo del pasado año, y que hasta la fecha solo se ha comprometido a aplicar Cataluña.

Entre los municipios catalanes para los que el Govern de la Generalitat de Cataluña había solicitado su declaración como zona tensionada figuran, por ejemplo, Barcelona; Badalona; Girona; Lleida; Lloret de Mar; Mataró; Reus; Sabadell; Salou; Sant Cugat del Vallès; Sitges; Tarragona o Terrassa, entre muchos otros.

Estas zonas tendrán la consideración de tensionadas durante tres años desde mañana y en ellas será de aplicación el nuevo índice teniendo en cuenta que los grandes tenedores, personas físicas o jurídicas, serán aquellos titulares de cinco o más inmuebles urbanos de uso residencial ubicados en dichas áreas.

Cómo funciona este índice

Este mecanismo de control de precios se dirige básicamente a grandes tenedores en zonas tensionadas y establece un sistema estatal de referencia basándose en los contratos actualmente vivos. En el caso de País Vasco y Navarra, con un régimen diferente, se quiere tenerlo desarrollado lo antes posible.

Para que se pueda aplicar es necesario la declaración de zonas tensionadas, que tienen que pedir las comunidades autónomas, quienes deben presentar otras medidas para corregir los desequilibrios.

Aunque inicialmente la declaración de estas zonas será por tres años, el secretario de Estado de Vivienda, David Lucas, ya indicó recientemente que podía prorrogarse si persisten los desequilibrios.

Este índice también es de aplicación a las viviendas que se introduzcan en el mercado y que no hayan sido alquiladas en los últimos 5 años.

Por el contrario, cuando la vivienda ya esté arrendada en esa zona se referenciará al contrato anterior, aunque se podrán hacer algunos ajustes al alza. Para los pequeños propietarios existe un tope en las actualizaciones de los contratos del 3%.

Con la Ley de Vivienda se recogen además reducciones en el IRPF (a partir del 50 %) para aquellos que saquen su vivienda al mercado -en línea con lo que marca el índice- en zonas tensionadas.

El índice, que recoge más de 2 millones de datos de la Agencia Tributaria, atiende a la localización y superficie de la vivienda e incorpora sus características para determinar el rango final. Se fija un rango superior y otro inferior.

Además, el Ministerio ha puesto hoy a disposición de los usuarios un mapa para conocer el porcentaje de ingresos netos mensuales que habría que destinar al alquiler en función de la ubicación de la vivienda.

De momento solo Cataluña ha sido la única que ha pedido aplicarlo, aunque otras, según reconoció el número dos de Vivienda, han manifestado verbalmente esta posibilidad como Navarra, Asturias o País Vasco. Las gobernadas por el PP, que ha recurrido dicha ley, no lo aplicarán.

csb/ltm

Vivienda publica el índice para regular la limitación de los alquileres en zonas...
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad