miércoles. 19.06.2024

El Govern ha constituido la Comisión de Impulso y Coordinación de las Políticas de Vivienda en las Illes Balears, un órgano la aprobación del cual se acordó el pasado 2 de mayo en el Consell de Govern y que se ha constituido hoy con el objetivo de coordinar la acción de los diferentes centros directivos con incidencia en las políticas de vivienda en las Illes Balears.

Durante la reunión, se ha acordado iniciar la recolección de información que permitirá redactar los informes necesarios para solicitar la declaración de zonas tensionadas del mercado inmobiliario en la comunidad.

La presidenta Francina Armengol ha destacado que con este paso las Illes Balears se acercarán al compromiso adquirido de «ser la primera Comunidad que aplique la ley estatal de vivienda cuando se apruebe definitivamente». «Adquirimos este compromiso porque somos conscientes de que las Islas tienen un reto enorme para garantizar que el acceso a la vivienda sea un derecho de ciudadanía y necesitábamos un marco estatal para seguir avanzando», ha afirmado la presidenta.

Con este nuevo órgano, se persigue consolidar la coordinación existente entre las diferentes consellerias del Govern para hacerla más ágil y crear una estructura que permita diseñar nuevas fórmulas para favorecer el acceso a la vivienda.

Así, a raíz de la inminente aprobación definitiva de la nueva ley estatal de la vivienda, la Comisión ha acordado hoy iniciar los trámites para la declaración de zona de mercado tensionado, en conformidad con lo que estipula la nueva normativa, a través de la elaboración de un procedimiento preparatorio dirigido a la obtención de información relacionada con el mercado residencial de las Illes Balears.

De este modo, la Comisión empezará a trabajar en la elaboración detallada de todos los datos del mercado de la vivienda en nuestro territorio. Unos datos que tienen que incluir, por un lado, los precios de alquiler y venta de los diferentes tipos de viviendas y su evolución en el tiempo, y por otro, cuál es el nivel de renta disponible de los hogares residentes y su evolución en el tiempo. El objetivo es poder disponer de toda esta información una vez entre en vigor la ley estatal de la vivienda y así haber avanzado trabajo.

Hay que recordar que para poder declarar un mercado residencial tensionado es necesaria la elaboración de una memoria que justifique, a través de datos objetivos y fundamentales, la existencia de un especial riesgo de abastecimiento insuficiente de vivienda para la población residente.

Primer paso para aplicar la nueva ley de vivienda en Baleares