miércoles. 24.04.2024


El Pleno del Consell de Mallorca ha aprobado la declaración de bien de interés cultural el conjunto de la central térmica de Alcanada, en Alcúdia. Concretamente, se han declarado BIC en la categoría de conjunto histórico los elementos que forman la central y la colonia industrial. El edificio central se ha proclamado BIC en la categoría de monumento.
 

Además, se ha adjudicado a la empresa pública TRAGSA la ejecución de las tareas de revisión de los cierres perimetrales e interiores de las parcelas que integran la central, y de los cierres de acceso a las diferentes edificaciones; el desbroce y acondicionamiento forestal, y la retirada de los residuos y elementos no contaminantes de la central térmica de Alcanada.

Estos trabajos, que son el paso previa a la descontaminación del recinto, se prevé que empiecen a final de junio. El presupuesto total previsto es de 350.000 euros.
 

La Comisión Europea aprobó el diciembre de 2022 el Programa de Transición Justa de España, que incluye la descontaminación de la central de Alcúdia, propuesta por el Consejo de Mallorca. Así, la institución insular consigue 4,2 millones de euros del Fondo de Transición Justa, que compensa todos los territorios de España afectados por los cierres de las centrales térmicas.

Cronología

El marzo del 2022, la Comisión de Patrimonio del Consejo incoó el expediente para declarar BIC el conjunto de la central de Alcanada. Esta iniciativa tenía la voluntad de proteger el valor patrimonial e histórico de este conjunto de arquitectura industrial. La central fue un proyecto de Vázquez Molezún y el poblado anexo lo diseñó el arquitecto mallorquín Ferragut.
 

El diciembre del mismo año, el Consell compró el conjunto industrial. Con la adquisición por la institución insular, se hace definitiva la protección de todo este entorno, así como la descontaminación y rehabilitación de los restos industriales.

 

Importancia del conjunto industrial

La central térmica de Alcanada, constituye un hito importante en el desarrollo industrial de la isla, puesto que aportó adelantos tecnológicos importantes que contribuyeron al desarrollo económico de Mallorca.

Más allá de estos aspectos tecnológicos, la central constituye un ejemplo de empresa local que desarrolló toda una serie de políticas sociales, como por ejemplo la construcción del conjunto de viviendas y otros servicios para los trabajadores.

En este sentido, se tiene que remarcar que este conjunto constituye uno de los únicos ejemplos de poblados industriales construidos en las Baleares por los aspectos técnicos, estéticos y sociales, entre otros, y un conjunto singular en el ámbito del Estado.

El conjunto de la central térmica de Alcanada, declarado como Bié de Interés Cultural
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad