jueves. 18.04.2024

 La Oficina antidesnonaments (OAD) de Palma ha logrado evitar en los últimos ocho años, desde que Cort puso en marcha este servicio público, un total de 1.873 desalojos gracias a su labor de intermediación.
 

De los 2.901 desahucios programados en los últimos 8 años se han podido detener 1.873 gracias a la labor de intermediación de la OAD, es decir, el 65% de los casos.
 

Desde su creación, la OAD ha abierto 5.899 expedientes, de los que 1.330 son hipotecarios y 3.580 de alquiler. La media de apertura de expedientes anuales es de entre 700 y 800, a excepción de 2020, año de la Covid-19, cuando se pusieron en marcha 1.030.
 

En un comunicado, la regidora de Modelo de Ciudad, Vivienda Digna y Sostenibilidad, Neus Truyol, ha detallado este sábado el perfil de las personas demandantes de ayuda de la OAD.
 

Se trata de una unidad familiar que principalmente vive de alquiler y que está compuesta por parejas con hijos o bien son familias monoparentales con edades entre 31 y 65 años.
 

La concejala ha advertido que se observa un aumento de la media de edad de los demandantes, de manera especial las franjas de 46-65 años y los mayores de 65 años.
 

Mayoritariamente, los usuarios provienen de los barrios del distrito de Llevant y dos de cada tres de los titulares de la vivienda son mujeres.

Esta cifra indica que son las mujeres quienes asumen un mayor peso en la búsqueda de alternativas habitacionales frente a la pérdida de la vivienda familiar.

Otras circunstancias habituales se refieren a personas migradas o trabajadoras del sector servicios.

Truyol ha explicado que en los últimos 8 años se ha visto un cambio del perfil de personas que han necesitado la OAD.
 

De hecho, cuando se abrió la oficina, la mayoría de casos eran personas con ciertas dificultades sociales, pero ahora el perfil se ha ampliado a familias trabajadoras y que, a pesar de tener ingresos, no pueden pagar el precio de los alquileres y sus hipotecas.
 

En este sentido, Truyol ha vuelto a pedir “valentía" al Gobierno del Estado para aprobar "de una vez por todas" una Ley de la Vivienda que permita solucionar la emergencia habitacional que "se sufre" en Mallorca y, de manera especial, en Palma.
 

Desde su creación, la Oficina ha gestionado tres períodos de crisis sociales muy acusados: la crisis hipotecaria (2010-2015), la provocada por la irrupción de la Covid-19 y ahora, la crisis derivada por la inflación y la subida de precios por la guerra de Ucrania.
 

Truyol ha declarado que “es evidente que, a pesar de las dificultades y las limitaciones, el OAD y el Área de Modelo de Ciudad están y han estado al lado de la gente cuando más lo necesitaba".
 

Por otra parte, la concejala también ha querido subrayar que hay que tener en cuenta que la pérdida de vivienda somete a las personas a un estado emocional crítico.

El 57% de los expedientes de desalojo afectan a unidades familiares con hijos a su cargo, por lo que la Oficina ayuda a proteger a los menores, que viven cuadros de estrés, miedo, inseguridad y vergüenza.


La suspensión de desahucios ha posibilitado a las familias, al menos, disponer de más tiempo para organizar la dinámica familiar y buscar alternativas.
 

Por otra parte, se ha posibilitado un asesoramiento para reestructurar la deuda, una dación u otra forma de pago con la entidad bancaria.
 

La ODA ha conseguido 150 alquileres sociales que han permitido que las familias puedan continuar en la vivienda que antes era de su propiedad.
 

También se ha podido derivar algunos de los casos más extremos a la comisión de fondo social para poder acceder a alguna vivienda del fondo social de viviendas municipales en aplicación del protocolo por insolvencia sobrevenida. EFE

El Ayuntamiento de Palma dice haber evitado 1.873 desahucios en los últimos 8 años