miércoles. 12.06.2024

La demanda eléctrica en Baleares aumentó en julio un 2,7% una vez tenidos en cuenta los efectos de la laboralidad y las temperaturas, y un 5,4% en términos brutos.

 


En los siete primeros meses de 2023, la demanda bruta balear se estima en 3.442.915 megavatios hora (MWh), un 1,3% menos, según ha informado este miércoles Red Eléctrica, el operador del sistema.



En cuanto a la generación, el ciclo combinado, con un 59,1% de la energía producida, fue la primera fuente de las islas en julio.



La demanda eléctrica nacional bajó un 3,6% en julio respecto al mismo periodo del ejercicio anterior, con un peso destacado de la solar fotovoltaica, que incrementó su generación un 32,9% en términos interanuales, y batió sus registros históricos, tanto de producción como de cobertura.



La demanda eléctrica en términos brutos fue de 22.787 gigavatios hora (GWh), un 3,6% inferior a la de julio de 2022, si bien descontados los efectos de laboralidad y temperaturas, cayó un 1,3%.



En el acumulado del año, España ha registrado una demanda de 142.661 GWh, un 4,4% menos que en el mismo periodo de 2022, aunque si se tienen en cuenta los efectos del calendario y las temperaturas, ha retrocedido un 3,6%.



Este julio, las renovables generaron un 8,3% más al anotar 11.001 GWh, lo que ha supuesto una cuota del 46,2% del total de la producción.



Por otra parte, el 68,5% de la producción eléctrica del mes procedió de tecnologías que no emiten dióxido de carbono (CO2) equivalente.



MÁXIMOS HISTÓRICOS DE LA SOLAR FOTOVOLTAICA

Este julio, la solar fotovoltaica ha batido sus registros históricos, tanto de generación como de cobertura en el mix energético.



Por un lado, ha registrado una producción máxima mensual de 4.507 GWh, un 32,9% más que en el mismo periodo del año anterior.



Por otro, en la estructura de generación ha supuesto el 18,9%, convirtiéndose en la primera fuente de generación renovable del país y la tercera en el conjunto de las tecnologías.



Además, el 14 de julio marcó un nuevo máximo de generación diaria, con 161,5 GWh.



La generación de origen eólico en julio fue de 3.930 GWh y supuso el 16,5% del total, manteniéndose en el cómputo del año como primera tecnología con el 23% del mix.



En tanto que la hidráulica aumentó su producción un 28,8% con respecto al mismo mes del año anterior y anotó 1.345 GWh, el 5,7% del total.



Con todo, la nuclear y los ciclos combinados fueron las principales tecnologías de estas pasadas semanas, en las que se llegó a batir el máximo de demanda diaria de 2023, con casi 841 GWh el miércoles 19 de julio, coincidiendo con la recta final de la tercera ola de calor que golpeó el país.


En concreto, la tecnología nuclear generó el 21,5% de la electricidad total en el último mes, mientras que los ciclos combinados, que utilizan gas en el proceso de producción, el 21%.


En lo que va de año, su aportación al mix cae hasta el 20,5% en el caso de la nuclear, y al 16,6%, los ciclos combinados, ocupando la segunda y la tercera posición, respectivamente, tras la eólica.



DEMANDA ELÉCTRICA PENINSULAR

En el sistema eléctrico peninsular, la demanda de julio fue un 1,6% inferior respecto al ejercicio anterior descontando los efectos de laboralidad y las temperaturas; en términos brutos, fue de 21.233 GWh, un 4,1% menos.



En el acumulado, la demanda ha sido de 134.049 GWh, un 4,7% menos que la registrada en 2022, o un 3,9% menos sin los efectos de la laboralidad y las temperaturas.



El conjunto de las renovables generó el 47,7% del total peninsular y el 71,5% procedió de tecnologías que no emiten CO2 equivalente.



Destaca la participación de la solar fotovoltaica, que alcanzó el segundo lugar de la estructura de generación.



BALEARES Y CANARIAS

En cambio, en las Islas Baleares, la demanda aumentó en julio un 2,7% una vez tenidos en cuenta los efectos de la laboralidad y las temperaturas, y un 5,4% en términos brutos.



En los siete primeros meses de 2023, la demanda bruta balear se estima en 3.442.915 megavatios hora (MWh), un 1,3% menos.



En cuanto a la generación, el ciclo combinado, con un 59,1% de la energía producida, fue la primera fuente de las islas en julio.



En el archipiélago canario, la demanda, considerando la laboralidad y las temperaturas, se incrementó un 3,4% en comparativa interanual.



En términos brutos, ésta se situó en 773.881 MWh, un 2,6% superior, explica Red Eléctrica, que calcula que la demanda bruta acumulada de Canarias ha rondado los 4.945.110 MWh, un 1% más.



En esta ocasión, el ciclo combinado volvió a ser la principal tecnología de generación en el mes, con un 34% del total.

La demanda eléctrica en Baleares aumentó un 2,7% en julio