domingo. 23.06.2024

Estamos ya en plena vorágine festiva en unas Navidades que son diferentes a todas las vividas hasta ahora. Los efectos de la pandemia harán que estas fechas sean más caseras que nunca y que salgamos muchísimo menos. Ante este panorama de estar en casa y disfrutar en 'petit comité' de la mesa, seguramente dedicaremos más tiempo a escoger nuestras opciones gastronómicas y entre ellas el vino tiene una importancia notable.

 

Por esta razón, de la mano de Bodegas Ferrer, te damos algunas razones de peso para apostar en estas Navidades por los vinos locales de Mallorca para nuestras mesas.

 

-La calidad. Las bodegas de Mallorca han conseguido elevar la calidad de sus vinos a un nivel muy alto. Cada vez son más los vinos de la isla que obtienen reconocimientos internacionales y nacionales. Aprovecha para maridar estos vinos con los mejores manjares que degustaremos estas fiestas aunque sean en petit comité e intenta probar algo nuevo. Desde Bodegas Ferrer nos recomiendan por ejemplo, un vino blanco con barrica cremoso y con aromas a frutas exóticas ideal para acompañar carnes blancas y pescados. Sería el caso del Veritas Blanc.

 

-Colaborar con las empresas locales. Ahora más que nunca necesitamos consumir en clave local y ayudar a las empresas que crean riqueza y puestos de trabajo en nuestra tierra. Comprar vino mallorquín es una manera de apostar por estas empresas que muchas llevan desde mediados del siglo pasado elaborando vino. Y es que comprar un vino Mallorquín también puede ser comprar un trocito de la historia de nuestras viñas. ¿Queréis una propuesta? Pués un vino emblemático que lleva elaborándose ni más ni menos que desde 1931 como el Crianza de José L. Ferrer.

 

-Cuida del paisaje. El sector vitícola en Baleares es uno de los pocos relacionados con el campo y la agricultura que está funcionando y creciendo empresarialmente desde hace años. Uno de sus grandes valores añadidos es que mantienen el paisaje mallorquín, uno de los grandes patrimonios que tenemos en estos momentos también de cara al turismo. En este paisaje es especialmente apreciado el fruto que dan las viñas más viejas con una producción mucho menor pero de una altísima calidad. En Bodegas Ferrer tienen un vino que responde a estas coordenadas llamado Veritas Vinyes Velles, elaborado con uvas seleccionadas de las viñas más viejas.

 

-Descubre las variedades autóctonas. Cada vino es diferente y las uvas juegan un papel muy importante en las propiedades de los vinos, aportandoles unas características únicas y muy mediterráneas. Apuesta por vinos con Denominación de Origen, una garantía de calidad;  una calidad que se encuentra en los vinos ecológicos Pedra de Binissalem, un blanco, un rosado y un tinto basados en variedades autóctonas que harán las delicias de los más comprometidos con nuestra tierra.

 

-Brinda con espumoso mallorquín. No hace falta irse a buscar un champagne enviado desde Francia o un cava catalán. En Mallorca cada vez hay más bodegas que producten exquisitos espumosos para las ocasiones especiales. Uno de ellos es el Veritas Brut de José Luis ferrer, elaborado a partir de la variedad autóctona Moll con una finísima burbuja ideal para acompañar cualquier aperitivo, marisco o postres en estas fechas tan atípicas, pero señaladas.

 

Cinco motivos para brindar con vino mallorquín estas navidades
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad