sábado. 20.07.2024
La próxima semana saldrá de las líneas de montaje de Volkswagen Navarra el último coche del modelo Polo cuarenta años después de que este emblemático turismo comenzara a fabricarse en la planta de Pamplona, que ha hecho de este ‘superventas’ una de sus señas de identidad.

 

El Polo, del que se han realizado en total seis rediseños -cinco de ellos producidos en Pamplona- se deja de montar en la factoría de Pamplona, pero no desaparece del mercado, ya que se seguirá fabricando en la planta de la multinacional alemana en Sudáfrica.

En estos cuarenta años Volkswagen Navarra ha producido más de 8,4 millones de unidades de este modelo (8.421.145 a las 6:00 horas del viernes 28 de junio).

El adiós del Polo en Pamplona tiene un motivo muy concreto: habilitar espacio en las líneas de montaje para la próxima fabricación de dos modelos eléctricos de Volkswagen.

 

Un éxito comercial desde el primer día

El primer Volkswagen Polo (A01) nació en 1975 como un turismo de dos puertas del segmento B. Se lanzó al mercado como una versión más económica del Audi 50 y fue fabricado exclusivamente en Wolfsburgo (Alemania).

Este coche, cuya primera generación se fabricó hasta 1981, fue un éxito comercial desde el primer momento, con ventas de millones de unidades por todo el mundo. Su reducido tamaño (3,5 metros de largo) y la garantía de la motorización Volkswagen eran sus cartas de presentación.

Un 20 de marzo de 1984, gracias a un acuerdo entre el INI y Volkswagen, salía de las líneas de la fábrica de Pamplona, entonces de SEAT, el primero de los Polo de segunda generación (A02). Nadie podía aventurar en ese momento que este pequeño turismo iba a ser uno de los puntos fuertes de la factoría a la hora de capear los momentos difíciles que ha atravesado el sector de la automoción en España.

El Polo A02 estaba equipado con motores de cuatro cilindros y alcanzaba una velocidad máxima de 154 kilómetros/hora. Los anuncios de la época lo ofrecían desde 547.700 pesetas (3.291 euros de hoy) bajo el lema ‘El Volkswagen Polo ya es español: dale marcha’. Se le calificaba en publicidad como ‘el más joven de Volkswagen, que responde a las actuales exigencias de precio, tecnología, seguridad, capacidad, prestaciones y confort’.

En junio de 1992 se produjo en Pamplona el Polo un millón, y en septiembre de ese año la planta navarra se convirtió en la única del mundo en producir este modelo. Esa exclusividad ha sido fundamental para la expansión de la factoría durante décadas.

 

El Polo se moderniza y sofistica con las nuevas actualizaciones

Casi una década, hasta mayo de 1994, duró la fabricación del A02 en Pamplona, del que se produjeron 1.351.373 unidades. Fue sustituido por el A03, más aerodinámico y con una gama de colores más amplia. Y por primera vez estaba disponible con cuatro puertas.

Unos meses más tarde, en diciembre de 1994, tras la absorción de SEAT por la multinacional alemana, la empresa de Pamplona adquirió el nombre de Volkswagen Navarra S.A.

Eran los años 90 en España, con toda su carga de renovación, creatividad y transgresión. En este contexto innovador, nació en 1994 el Polo Arlequín, con las diferentes partes de la carrocería pintadas de distintos colores. ‘El espíritu de los 90s’, decía la publicidad de entonces. Era una versión limitada de la gama alta del Polo de la que se iban a producir solo 1.000 unidades, pero se acabaron fabricando hasta 1998 unos 3.800 de estos coches multicolores.

En septiembre de 1999 se lanzó el nuevo Polo A03 GP, que fue sustituido en 2001 por el A04, un coche completamente nuevo, más largo y sofisticado. Este modelo continuó siendo el puntal de Volkswagen Navarra, donde en septiembre de 2004 se fabricó el Polo 4 millones.

Una nueva variante, el Polo Cross, fue adjudicado en exclusiva a la factoría de Landaben en enero de 2008 y en marzo de 2009 se lanzó el Polo A05, una versión de 3,91 metros de largo que ya se acercaba en tamaño y prestaciones a su hermano mayor, el Volkswagen Golf.

Los hitos en torno a este modelo se fueron sucediendo con años: el Polo tocó techo en 2011 con 356.356 unidades, en marzo de 2012 se fabricó el Polo 6 millones, en marzo de 2015 este modelo cumplió 40 años y en agosto se produjo en Pamplona el Polo 7 millones, y en junio de 2017 se presentó el nuevo A07 (alguien decidió saltarse el A06) y se llegó a la cifra de 8 millones de unidades.

Cuatro campeonatos del mundo

A lo largo de su historia y de sus seis generaciones el Polo consiguió cuatro campeonatos mundiales de Rally consecutivos, de 2013 a 2016. Con 43 victorias de 52 posibles, el Polo R WRC es el coche con el ratio de triunfos más alto de la historia del Campeonato del Mundo de Rallyes.

Las carrocerías del Polo para el Campeonato del Mundo se elaboraron en Volkswagen Navarra.

Como la a Federación Internacional del Automóvil (FIA) exige que de los modelos que participan se hayan fabricado al menos 2.500 coches en serie, se lanzó una edición limitada por ese número exacto de unidades del Polo R WRC, con un motor de 1,6 L, que se vendieron inmediatamente. Junto al Arlequín, es una de las variantes del Polo más codiciadas ahora por los aficionados.

Historial de la producción del Polo en Volkswagen Navarra:

Polo A02 (1984-1990): 162.052 unidades.

Polo A02 GP (1990-1994): 1.189.282.

Polo A03 (1994-1999): 1.393.211.

Polo A03 GP (1999-2001): 561.692.

Polo A04 (2001-2005): 809.855.

Polo A04 GP (2005-2009): 979.088.

Polo A05 (2009-2014): 1.501.878.

Polo A05GP (2014-2017): 987.775.

Polo A07 (2017- 2021): 673.159.

Polo A07 PA (2020-2024): 144.940.

El Volkswagen Polo deja de fabricarse en España tras 40 años