martes. 31.01.2023

BBVA pagará el próximo día 11 de octubre a sus accionistas un dividendo en efectivo de 12 céntimos de euro brutos por acción a cuenta de los resultados del pasado ejercicio, un importe que es un 50% más elevado que los 8 céntimos que el banco abonó en octubre de 2021.
 

Para hacer frente a este pago, la entidad desembolsará cerca de 766,4 millones de euros. En noviembre de 2021, BBVA mejoró su política de remuneración al accionista al elevar el "payout" (el porcentaje de beneficios que dedica al pago de dividendos) hasta el 40-50%, por encima de la horquilla anterior, que se situaba entre el 35-40%.
 

Descontando la correspondiente retención que se aplica a este tipo de dividendos, los accionistas de la entidad recibirán un importe neto por acción de 0,0972 euros, según ha indicado BBVA a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).
 

De acuerdo con el banco, este dividendo se ve avalado por los buenos resultados de la entidad registrados en el primer semestre del año.
 

BBVA obtuvo un beneficio atribuido de 3.001 millones de euros netos entre enero y junio de este ejercicio, un 57,1% más que en el mismo periodo del año pasado, debido a los mayores ingresos procedentes de la actividad comercial y a las menores provisiones dotadas.
 

La implementación de esta política de dividendos se realiza a través de dos pagos en efectivo (uno a cuenta y uno complementario), que podrán combinarse con recompras de acciones.
 

La remuneración que BBVA abonará a mediados de octubre entre sus accionistas se suma a la que ya pagó a comienzos de abril con cargo a reservas por un importe bruto de 0,23 euros por acción, el dividendo por acción en efectivo más alto de la última década gracias a los resultados obtenidos por la entidad.
 

En un contexto como el actual, marcado por la guerra de Ucrania, el presidente del BBVA, Carlos Torres, cree que el crecimiento de la economía española puede ser negativo en el último trimestre de este año y también en los primeros tres meses de 2023, lo que supondría que España entraría técnicamente en recesión.
 

La entidad considera que está bien preparada para afrontar el nuevo ciclo económico y otros retos, como la competencia de nuevos jugadores, neobancos y "fintechs", y descarta fusiones bancarias porque considera que el valor relativo de este tipo de operaciones ha caído de manera importante si el banco es capaz de captar clientes por vía digital al doble de ritmo que hace 5 años.
 

Las acciones de BBVA cerraron la sesión del miércoles prácticamente planas a 4,64 euros. En lo que va de año, los títulos del banco han perdido un 7,5% de su valor.

BBVA abonará un dividendo de 12 céntimos, el 50% más
Comentarios