jueves. 18.07.2024

La reforma de las pensiones incluye que entre 2024 y 2027 las pensiones mínimas subirán por encima de la inflación para garantizar su suficiencia, lo que supondrá un alza de alrededor del 22% de la pensión mínima contributiva con cónyuge a cargo, que pasará de 966,20 a 1.178,50 euros al mes.
 

La reforma establece que la pensión mínima contributiva con cónyuge a cargo debe alcanzar el 60% de la renta mediana de un hogar de dos adultos, lo que supondrá 16.500 euros anuales en 14 pagas en el año 2027.
 

Son los cálculos de la Seguridad Social presentados este miércoles en la comisión del Pacto de Toledo por el ministro de Inclusión, José Luis Escrivá, tras firmar con los sindicatos el acuerdo para la reforma de pensiones.
 

Con arreglo al mismo criterio de suficiencia, la pensión mínima no contributiva tendrá que situarse en el 75% del umbral pobreza individual, lo que en 2027 serían cerca de 8.300 euros anuales o unos 592 euros al mes, frente a los 457,30 actuales.

Las pensiones mínimas contributivas subirán un 22% entre 2024 y 2027