jueves. 29.09.2022

Baleares acumuló de enero a junio un déficit de 433 millones de euros, lo que supone el 1,39% del Producto Interior Bruto (PIB) regional, el tercero mayor de España tras los de Navarra (1,95%) y la Comunidad Valenciana (1,90%).

La Rioja, Asturias y Andalucía fueron las únicas comunidades autónomas que registraron superávit en el primer semestre del año, aunque con cifras modestas del 0,10, 0,02 y 0,01% del PIB, según los datos publicados este lunes por el Ministerio de Hacienda.

Las cifras de ejecución presupuestaria indican que las comunidades autónomas aumentaron su déficit hasta los 8.168 millones, un 5,9 % más y un 0,62% del PIB, debido al efecto contable de los anticipos recibidos en el ejercicio 2021, si bien si se elimina este impacto, el déficit autonómico se reduciría en un 11,8%.

Contando con ese efecto, Navarra alcanzó el 1,95% y la Comunidad Valenciana el 1,90%, seguidas de Baleares (1,39%), Murcia (1,29%), Canarias (1,08%) y Castilla-La Mancha (1,05%).

En cifras absolutas, la Comunidad Valenciana terminó el semestre con una necesidad de financiación de 2.317 millones de euros y Cataluña de 2.283, muy por delante de Madrid (651 millones), Canarias (494 millones) y Castilla-La Mancha (486 millones).

Según ha indicado Hacienda en una nota informativa, el conjunto de la Administración regional mejoró su déficit del 0,64% del PIB alcanzado en junio de 2021 al 0,62%, después de que los gastos aumentaran un 3,8% y los ingresos un 3,7%.

Los impuestos crecieron un 10,7%, es decir, 3.525 millones más, destacando los que gravan la producción y las importaciones, que aumentaron un 22,8% hasta los 9.302 millones, con un crecimiento de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados de un 26,6%.

También subieron los ingresos por impuestos sobre la renta y patrimonio un 7,6% hasta los 25.491 millones.

Entre los gastos, la remuneración de asalariados creció un 2,6% debido al incremento salarial del 2% fijado para 2022, frente al 0,9% de 2021.

Las subvenciones aumentaron un 18,8% hasta los 2.211 millones, lo que se compensó con el descenso de los intereses, que disminuyeron un 11,8% hasta 1.394 millones.

Las transferencias sociales en especie se elevaron un 4,6% hasta los 16.358 millones, mientras que las prestaciones sociales distintas de las transferencias en especie se incrementaron un 2,6%.

Por su parte, la inversión también creció un 5,6% respecto a 2021 y alcanzó los 7.010 millones.

El siguiente cuadro recoge, por comunidades autónomas, el déficit (-) o superávit (+), en millones de euros, y el porcentaje que representa sobre el PIB, al término del primer semestre de 2021 y de 2022:

Baleares es la tercera comunidad con más déficit hasta junio, un 1,3% del PIB
Comentarios