viernes. 21.06.2024

España se ha situado como uno de los principales mercados del sector del lujo en Europa con la apertura de 25 establecimientos de ese tipo en 2022, solo por detrás de Reino Unido, Italia y Francia en número de inauguraciones.

Según el informe de la consultora Savills publicado este lunes, el año pasado hubo 17 aperturas más que en 2021, lo que ha permitido a España pasar del octavo al cuarto lugar en la clasificación de nuevas tiendas de lujo en Europa.

El estudio señala a la fidelidad de la clientela tradicional, el gran interés que despierta el lujo entre los jóvenes y el uso de herramientas tecnológicas -comercio online, metaverso y redes sociales- como causas de la expansión del sector, cuyos ingresos la Asociación Española del Lujo - Luxury Spain espera que crezcan por encima del 7 % en España en 2023.

Asimismo, esta asociación señala que la recuperación del turismo internacional tras la pandemia ha reactivado el turismo de lujo y por ende las ventas de este tipo de negocios.

En el caso de España, los visitantes chinos y latinoamericanos son los principales compradores en este segmento.

Según un informe de la consultora Deloitte, en 2022 el 85 % de las compras de lujo en España fueron de turistas, un fenómeno que también se repite en otros países de Europa.

Madrid y Barcelona se sitúan al frente del sector del lujo

El estudio de Savills destaca a Madrid y Barcelona como destinos preferidos de los turistas para la adquisición de productos de lujo, al acumular ambas ciudades la mayoría de inauguraciones del tiendas del sector.

En el caso de la capital española, Louis Vuitton, Omega, Valentino, Rolex, Saint Laurent, Dior, Hermés o Cartier abrieron nuevos espacios en las Galerías Canalejas, mientras que Vacheron Constantin y Loué estrenaron tiendas en la calle Serrano, que, junto a la calle Ortega y Gasset, aglutinan el 19 % de la oferta del lujo total.

Por su parte, en Barcelona abrieron el año pasado siete nuevos establecimientos del segmento de lujo, entre ellos los de Zimmerman, Etro, Eres y Rolex.

Savills también destaca el interés de los operadores del lujo por localizaciones turísticas como Ibiza, Mallorca y el barrio marbellí de Puerto Banús (Málaga), pero también por capitales de provincia como Valencia o Málaga.

Por actividades, el 94 % de las marcas de lujo presentes en España están relacionadas con moda y joyas.

Menos espacio para la apertura de nuevas tiendas

El incremento del número de inauguraciones ha provocado la reducción significativa de las tasas de disponibilidad en los principales ejes del lujo en España, al caer hasta el 6,5% en las madrileñas calles de Serrano y Ortega y Gasset, y hasta el 4,9% en el Paseo de Gràcia en Barcelona.

El precio del alquiler de los locales ha subido interanualmente una media del 2,6% en ambas ciudades, especialmente en el Paseo de Gràcia, donde el ascenso fue del 4,7%.

Las calles más caras de España son Serrano (Madrid) y Paseo de Gràcia (Barcelona), con unos precios de alquiler de 235 y 245 euros por metro cuadrado al mes, respectivamente.

La escasez de espacio disponible y el hecho de que los propietarios de locales de lujo vean sus activos como un valor refugio reducen la compraventa de espacios en este segmento, lo que hace que el volumen de transacciones en las zonas de lujo tan solo represente el 16% del total como media en los últimos diez años.

Los fondos e inversores privados han sido los principales actores inmobiliarios en el mercado del lujo y representan el 67% del volumen vendido y el 76 % del comprado.

Mallorca e Ibiza, en el punto de mira de los operadores comerciales de lujo
Entrando en la página solicitada Saltar publicidad