sábado. 20.08.2022

Los técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) han advertido este jueves de que los nuevos gravámenes para grandes empresas energéticas y financieras no persiguen los beneficios extraordinarios, sino que afectarán a las compañías con mayor volumen de ventas y los bancos con mayores márgenes.
 

Podría darse el caso, apunta la asociación en un comunicado, de que las compañías afectadas sean precisamente "las más responsables e impongan un menor precio que la competencia", lo que además les llevaría a aumentar la cuota de mercado y pagar más impuestos.
 

Por ello, Gestha ve necesario mejorar la proposición de ley registrada este jueves por PSOE y Unidas Podemos en el Congreso durante la tramitación parlamentaria y aboga, en concreto, por hacer recaer el impuesto sobre la diferencia "unitaria" de beneficio obtenido por cada concepto entre 2019 y 2022 o 2023.

La proposición de ley establece una prestación patrimonial durante dos años del 1,2% de las ventas de las grandes energéticas -las que facturaron más de 1.000 millones de euros en 2019- y del 4,8% del margen de intermediación de los bancos que ingresaron más de 800 millones en intereses y comisiones brutos en 2019.

Gestha: "los nuevos impuestos no persiguen beneficios extraordinarios"
Comentarios